Belleza

Un cuerpo firme también en invierno

[:es]Muchos hemos empezado el año con ganas de cuidarnos más y lograr un peso saludable. Pero además de perder peso, es importante trabajar y mimar nuestro cuerpo para mantener la firmeza de la piel y la musculatura durante todo el año.

Estructura de la piel

La piel es el órgano más grande que tenemos y es fundamental para nuestra salud, pues representa la primera barrera de defensa contra agente externos. Está compuesta por tres capas:.

  • Epidermis: capa más externa que nos protege del exterior
  • Dermis: capa intermedia, gruesa elástica y flexible. Se compone, principalmente, por colágeno y elastina que proporcionan fuerza y flexibilidad. A medida que vamos envejeciendo estos compuestos disminuyen con lo que, consecuentemente, se reduce la hidratación de la piel y, por tanto, también la tonificación, además de que aumenta la aparición de arrugas.
  • Tejido subcutáneo: hace de cojín y aísla la piel del cuerpo. Tiene células adiposas, fibras de colágeno y vasos sanguíneos.

¿Cómo mantener un cuerpo firme?

Existen varios factores implicados en el mantenimiento de la firmeza de la piel: la actividad física, la alimentación, el descanso, etc.

  • Alimentación. Seguir una alimentación variada, suficiente y equilibrada es básico para que nuestro cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita para estar sanos. La piel, para estar firme y brillante, necesita de vitaminas como la A, la C y la E, y minerales como el zinc, que actúan como antioxidantes naturales, sustancias capaces de prevenir el envejecimiento celular prematuro. También es interesante asegurar un aporte de proteínas de alto valor biológico suficiente, pues estos nutrientes ejercen una función estructural muy importante, tanto en la piel como en la musculatura de nuestro cuerpo. Dentro del grupo de las proteínas, la más abundante en el organismo es el colágeno que, como hemos dicho anteriormente, forma parte de la piel, pero también de los huesos, de los tendones y de los cartílagos, entre otros. El colágeno tiene la capacidad de reforzar y proteger los tejidos y, en la piel resulta muy útil para prevenir la aparición de arrugas y mejorar la densidad de la dermis, así como su elasticidad e hidratación.
  • Hidratación. Beber líquidos, generalmente en forma de agua, es esencial para que nuestra piel cobre elasticidad y se vea más nutrida, así como para que los procesos biológicos que se dan en la musculatura se desarrollen correctamente. Por ello, se debería tomar entre 1,5 y 2 litros diarios de líquidos al día, ya sea en forma de agua o combinándola con la ingesta de licuados, sopas, caldos o infusiones.
  • Ejercicio. Hacer ejercicio físico te ayudará a tonificar los músculos; salir a correr o ir en bici al aire libre, hacer una clase de pilates o una sesión de abdominales, bailar al ritmo de la música, etc. son actividades divertidas que contribuyen a tener un cuerpo visiblemente sano y una musculatura firme.
  • Descanso. La noche es nuestro gran momento reparador, por lo que dormir las horas suficientes y tener un sueño reconfortante es fundamental para que nuestras células se recuperen del estrés oxidativo al que se han sometido durante el día. Si te cuesta dormir, puedes recurrir a complementos alimenticios como melatonina que contribuye a reducir el tiempo en que se tarda a conciliar el sueño, y asegurar así un descanso suficiente.
  • Dermis: capa intermedia, gruesa elástica y flexible. Se compone, principalmente, por colágeno y elastina que proporcionan fuerza y flexibilidad. A medida que vamos envejeciendo estos compuestos disminuyen con lo que, consecuentemente, se reduce la hidratación de la piel y, por tanto, también la tonificación, además de que aumenta la aparición de arrugas.
  • Otras ayudas. Aplicar crema hidratante, masajear la piel en la ducha o tomar complementos como “piernas más ligeras” contribuyen a mejorar la sensación de piernas cansadas, a reducir la retención de líquidos y a favorecer la circulación sanguínea, factores que ayudan a ver nuestra piel más firme todo el año.

Este invierno cuida tu cuerpo y mima tu piel, consigue un cuerpo firme con hábitos saludables como dormir, hacer ejercicio a diario y seguir una alimentación equilibrada y variada, y si lo necesitas, recurre también a complementos como el colágeno. ¡Este invierno cuida tu cuerpo!

Si te ha gustado, ¡Comparte![:]

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *