Belleza

10 trucos para perder peso de manera saludable

[:es]

Tener un peso adecuado es vital para estar sanos y para sentirnos bien con nosotros mismos. Si estás en sobrepeso lo ideal es empezar un plan de adelgazamiento que reeduque tus hábitos y haga perder peso de manera saludable, es decir, lentamente y definitiva. Para ello es necesario seguir una dieta adecuada y practicar actividad física de manera regular ya que con la dieta podemos controlar las calorías que ingerimos y con la actividad física aumentamos el gasto energético diario. Así que la combinación de una alimentación saludable y ligera junto con una rutina de 30 minutos de una actividad de intensidad moderada a diario será la clave del éxito si deseas perder peso. ¿Te animas al seguir nuestro plan de acción con estos sencillos consejos?

  1. Consigue tu menú semanal personalizado: lo ideal es acudir a un profesional que te asesore y ayude a crear una dieta adaptada a tus necesidades para que perder peso no signifique renunciar a una dieta equilibrada. Lo más importante es que reeduquemos nuestros hábitos alimentarios y aprendamos qué alimentos debemos comer y cómo los tenemos que combinar para perder peso de manera agradable y segura.

  2. Planifica tu compra: una vez tengamos nuestro menú semanal hay que ponerse manos a la obra y redactar la lista de la compra. Intenta ir al supermercado después de haber comido, si tenemos hambre es más fácil caer en la tentación y comprar algún capricho que no encaja con nuestro objetivo.

  3. Haz deporte: los expertos recomiendan un mínimo de 30 minutos de actividad moderada a diario. Combínalo con la práctica de alguna actividad más vigorosa 3 veces por semana y verás cómo, además de perder peso, tonificas tu figura. ¡Te sentirás genial!

  4. Más fibra para controlar el apetito: incluye alimentos ricos en fibra a tu día a día, es decir, frutas con piel, verduras y hortalizas, cereales integrales (copos integrales, pan, arroz, pasta), legumbres o frutos secos crudos o tostados (1 puñadito no aporta más calorías que una manzana). Además de mejorar tu salud en general y prevenir el estreñimiento y la hinchazón que nos provoca, la fibra (sobre todo soluble), te ayudará a un mejor control de tu apetito al tener propiedades saciantes.

  5. Apúntate a los caldos vegetales depurativos: una manera sencilla de detoxificar tu organismo es tomar un vaso de caldo vegetal sin sal ni grasa o aceite añadido antes de cada comida principal. Puedes añadirle el zumo de medio limón exprimido para mejorar su sabor y sus propiedades depurativas. Esta bebida remineralizante, además de ayudarte con la retención de líquidos, contribuirá a detoxificar tu organismo.

  6. Descansa adecuadamente: está demostrado que la falta de sueño y el cansancio tienen un efecto negativo para la salud y la pérdida de peso. Un descanso inadecuado provoca un mayor desorden en las comidas diarias y una mayor tendencia a consumir alimentos poco saludables como la comida rápida. ¿Verdad que cuando estás cansado te apetecen más cosas dulces y altas en grasas?

  7. Una ayuda extra con complementos que favorecen la pérdida de peso y la retención de líquidos: existen múltiples complementos alimenticios que pueden proporcionarte una ayuda extra a la hora de perder peso. Éstos suelen actuar sobre el apetito (como los complementos saciantes que incluyen fibra soluble entre sus ingredientes), sobre el metabolismo ayudando a quemar grasas (fucus, L-carnitina o garcinia cambogia) o sobre la retención de líquidos (plantas diuréticas como la alcachofa, la cola de caballo, el abedul o el diente de león). Recuerda que son parte de tu plan para perder peso que también debe incluir una dieta adecuada y la práctica de ejercicio físico.

[row]

[col span=”1/3″]

[ux_image id=”3673″]

[/col]

[col span=”1/3″]

[ux_image id=”3671″]

[/col]

[col span=”1/3″]

[ux_image id=”3670″]

[/col]

[/row]

  1. Tentempiés saludables: hacer una dieta para perder peso no significa que debamos pasar hambre. Por eso es importante tener a mano alimentos que nos sacien sin sumar demasiadas calorías a la dieta: yogur desnatado, palitos de verduras (zanahoria, pepino, endivias) en salsa casera de yogur desnatado y eneldo, rollito de jamón dulce y queso light, tortitas de cereales bajas en grasa, espárragos, berberechos o almejas en lata, etc.

  2. Cocciones bajas en grasa: no es sólo lo que comemos si no cómo lo comemos. Cambia los fritos, rebozados y salsas que añaden mucha grasa y por tanto, calorías al alimento, por cocciones saludables como el papillote, horno, vapor, hervidos o plancha. Puedes añadir sabor a tus platos aderezándolos con hierbas aromáticas y, si te gusta poner un toque exótico a tus platos, con especias como el comino, el cilantro o el jengibre. ¡Para chuparse los dedos!

  3. Sé flexible: comer es y debe ser un placer, por tanto, no desesperes si un día te saltas la dieta a causa de una celebración, o simplemente porque necesitabas un dulce. Nuestro consejo es que compenses ese pequeño exceso haciendo la siguiente comida más ligera y continúes con tu plan personalizado sin darle más vueltas o echártelo en cara. Piensa que un alimento por sí solo no engorda, es nuestra dieta, es decir cómo combinamos los alimentosa lo largo del día y semana, lo que nos puede engordar. Sigue las pautas marcadas por la pirámide de la alimentación saludable y deja para los momentos especiales esos alimentos que, al contener más grasa y/ o azúcar, pueden aumentar considerablemente las calorías a nuestra dieta (dulces, bollería, embutidos y quesos grasos, platos precocinados, etc.).

Empieza ya con estos sencillos hábitos y pierde peso de manera saludable. Una vez empieces verás que cada día te resulta más fácil hacerlo.

Merece la pena, ¡de verdad! ¿Te animas?

 

Si te ha gustado, ¡comparte!

[:]

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *