Ingredientes y complementos

Riñón limpio. Sin piedras ni arenillas

Los riñones son los encargados de filtrar y eliminar las sustancias de desecho y el exceso de líquidos del organismo. La arenilla y las piedras se suelen forman cuando, a través de las finas cañerías terminales del sistema urinario, se eliminan líquidos cargados de ciertas sustancias, en especial calcio. Hasta un 12% de personas las padece o padecerá en algún momento. Parece común que lo sufran personas que beben poco agua.

Como la cal de las tuberías. Los cálculos renales suelen ser de calcio y se depositan igual que las calcificaciones, como en la lavadora.

De arenilla a piedras. Se forman habitualmente en la cavidad o pelvis renal, y ahí van creciendo años o incluso décadas. Al principio forman una arenilla en el riñón, que suele permanecer estacionaria. Sin embargo, al crecer pueden alanzar un tamaño que hace imposible su expulsión por los finos conductos uretrales sin sufrir un cólico renal.

Síntomas. Ahí reside la principal diferencia entre cálculos y arenilla, ya que esta última suele producir un dolor o molestia sorda en la zona del riñón, sin características cólicas.

Cómo evitarlas

Beber muchos líquidos. Es la mejor prevención. El agua, de baja mineralización, es el diurético más importante: toma al menos 2 litros al día, más en caso de cólico o molestia renal.  También son ideales las infusiones diuréticas y antiespásticas.

Zumo de limón. Los cálculos renales de uratos, cistina u oxalatos se incrementan en orinas ácidas; no así en los de fosfato. Sin embargo, todo ellos se benefician del consumo de citratos presentes en el zumo de limón, que regula el pH urinario y favorecen la solubilidad de las sales cálcicas en la orina.  Uno o dos limones al día de forma regular por temporadas pueden ser útiles, está especialmente recomendado en los cálculos de fosfatos y oxalatos.

Evitar ciertos alimentos. Reduce los alimentos ricos en calcio (en especial lácteos). Si tienes cálculos de uratos, también los embutidos, carne, mariscos y proteínas concentradas. Si son de oxalato, reduce además estas verduras: espinaca, acelga remolacha, cacao, tomate, pistachos y cacahuetes.

Recomendación complementos alimenticios ricos en Magnesio.

Ayuda a solubilizar las arenillas, y ayuda a prevenir la formación de cálculos cálcicos.

Magnesio con vitamina B6 efervescente

Magnesio con Vitamina C  viveplus

Magnesio con vitamina C Vittalissima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *