Ingredientes y complementos

Que no te falte Zinc. Un básico para tus defensas

El zinc es esencial para el normal funcionamiento del sistema inmunitario y la fertilidad. El zinc es un oligoelemento importantísimo para nuestro organismo e interviene en numerosas funciones. Es, después del hierro, el más abundante en el cuerpo.  La mayor parte se haya dentro de las células: en concentraciones más altas en la próstata y el ojo, pero también se encuentra en el cerebro, los músculos, los riñones riñones y el hígado.

Entre sus funciones están mantener en forma el sistema inmunitario y participar en la división y crecimiento de las células. La ciencia ha sido capaz de demostrar que el zinc participa en la respuesta inmune potenciando nuestras defensas.

Otro de los grandiosos beneficios que ofrece el zinc es su colaboración en el proceso de cicatrización en las heridas, ayudando a prevenir infecciones ocasionadas por bacterias y por virus. El zinc es necesario para cicatrizar bien y para metabolizar los carbohidratos.; aumenta el efecto de la insulina y estimula la actividad de 300 enzimas diferentes.

Fertilidad. Gracias a niveles óptimos de este mineral gozamos de gusto y olfato, pero además es importante para el sistema reproductor contribuyendo a la fertilidad y reproducción normales además del proceso de división celular y síntesis del ADN. También es básico en el embarazo, la lactancia y la niñez para un desarrollo apropiado.

Necesitas zinc en tu dieta. Es frecuente sufrir déficit de zinc. A veces es por causa de interacciones alimentarias, por lo que es importante saber cómo combinar los alimentos para favorecer su absorción. Además, no contamos con grandes reservas de zinc, por lo que es importante aportarlo de forma regular en la alimentación o a través de una suplementación. 

El zinc abunda y está más biodisponible en alimentos de origen animal ricos en proteína. Sin embargo, contamos con buenas fuentes vegetales y formas de favorecer su absorción.

¿Qué alimentos son ricos en zinc?

Algunos de los alimentos más ricos en zinc son el germen de trigo y las semillas de calabaza. Por ejemplo, 14g de germen de trigo o 30g de semillas de calabaza contienen el 13% de la cantidad diaria recomendada. Además, los cereales integrales, las semillas, los frutos secos y las legumbres también contienen pequeñas cantidades de zinc.

¿Qué alimentos ayudan a mejorar la absorción de zinc?

Del total de zinc que ingerimos absorbemos entre un 20 y un 50% en función del resto de la dieta. Los alimentos ricos en fibra o fitatos reducen la absorción  de zinc, pero si combinamos alimentos ricos en zinc con otros ricos en vitamina C, mejora.  Ten en cuenta que con la edad, nuestra capacidad de absorción disminuye.

¿Tiene importancia el zinc para el sistema nervioso?

Si, es necesario para mantener la homeostasis y el funcionamiento normal del cerebro y del sistema nervioso central. Entre otras cosas, es clave para la plasticidad sináptica y por tanto, el aprendizaje. Sin embargo, un exceso de zinc puede ser neurotóxico.

¿Por qué es tan importante para el sistema inmunitario?

Interviene, por ejemplo, en la formación de la timulina, la hormona del timo. Además, en los últimos 50 años, se ha acumulado evidencia científica suficiente para afirmar que el zinc tiene actividad antivírica por diferentes mecanismos ante una gran variedad de virus.

¿Cómo afecta un déficit de zinc a la fertilidad?

El semen es particularmente rizo en zinc, que a su vez es un factor clave para la correcta función de la próstata y del crecimiento de los órganos reproductivos. Un déficit de zinc afecta a la movilidad de los espermatozoides y disminuye las posibilidades de que estos lleguen hasta el óvulo.

¿Puede ayudar el zinc en casos de alergia?

Las alegrías son una de las múltiples respuestas del sistema inmunitario frente a lo que el organismo identifica como un agresor. Con el zinc, que interviene en la reparación  de tejidos, puede disminuir esa respuesta alérgica.

Si hay déficit de zinc, ¿qué otras consecuencias puede tener?

No solo perjudica  al sistema inmunitario y la fertilidad. Retrasa el crecimiento, favorece la pérdida de cabello, diarreas, lesiones en el ojo, mala cicatrización, pérdida de apetito y alteraciones del gusto y el olfato. También puede afectar al sistema nervioso.

Café Verde zinc + Colina https://grupoviveplus.com/productos/viveplus/esbelta-vive/cafe-verde/


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Nutrientes e inmunidad. Hegoi Segurola Gurrutxaga, Guillermo Cárdenas Lagranja y Rosa Burgos Peláez. Unidad de Soporte Nutricional. Hospital Universitario Vall d’Hebron, Barcelona. España. Nutrición clínica en medicina, Vol. X – Número 1 – 2016 pp. 1-19.

La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario E. Nova, A. Montero, S. Gómez y A. Marcos Grupo de Inmunonutrición. Dpto. Metabolismo y Nutrición. Instituto del Frío. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid.

La nutrición en el periodo preconcepcional y los resultados del embarazo: revisión bibliográfica y propuesta de intervención del Dietista-Nutricionista. Rev Esp Nutr Hum Diet vol.20 no.1 Pamplona mar. 2016.Nutrición y fertilidad. Liliana Guadalupe González Rodríguez1  2  , Ana M. López Sobaler 2  3  , José Miguel Perea Sánchez1  2  , Rosa M. Ortega2  3 . Nutr. Hosp. vol.35 spe 6 Madrid  2018  Epub 06-Jul-2020

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *