Salud y nutrición

Día contra el Cáncer de Mama: ¡cuídate!

[:es]Como cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Contra el Cáncer de Mama, desde este artículo, queremos aportar nuestro granito de arena para apoyar esta causa. Qué mejor manera de hacerlo, que informando sobre el papel de la alimentación y el estilo de vida saludable en la prevención de esta enfermedad que puede superarse.

Un reto: la prevención con una alimentación saludable

El cáncer de mama es el tumor más diagnosticado en las mujeres en España según la Asociación Española Contra el Cáncer. Si bien es cierto que los factores que más se asocian a la enfermedad son los congénitos o hereditarios, no haber tenido hijos o no haber dado pecho a los que se tuvo, una primera menstruación antes de los 10 años y menopausia más allá de los 55 años, la dieta también juega su papel en la prevención. ¡Un motivo más para disfrutar de una dieta sana y equilibrada!

 ¿Qué debemos hacer y qué no?

A continuación, te presentamos una lista de qué SÍ deberías incluir en tu dieta y qué NO deberías hacer para disminuir ese riesgo:

Lo recomendado:

  • Lo principal: mantener un peso saludable

El sobrepeso y la obesidad suponen un factor de riesgo para desarrollar cáncer de mama en mujeres que ya han atravesado la menopausia, y en general, un exceso de peso se relaciona con un peor estado de salud general. No lo dudes, ¡y apuesta por tu salud! Con sencillos cambios de hábitos puedes poner en práctica trucos para perder peso de manera saludable.

  • Dieta Mediterránea

La alimentación basada en la Dieta Mediterránea, rica en frutas y verduras, cereales integrales y pescado, puede reducir el riesgo de desarrollar este cáncer, como sugieren diversos estudios realizados a lo largo del mundo.

  • La leche y sus derivados: ¡No los dejes fuera!

Un alimento muy controvertido en relación a su consumo y el desarrollo de ciertos cánceres (no sólo el de mama) es el consumo de leche y sus derivados como el queso o yogur. Lo cierto es que diversos estudios han asociado el consumo de productos lácteos bajos en grasa, por ser fuente de calcio y vitamina D, con una disminución en el riesgo de desarrollar cáncer de mama. No se sabe muy bien el mecanismo por el cual el calcio puede ayudar a reducir el riesgo, pero se cree que actúa disminuyendo el número de células malignas o cancerígenas que se multiplican en el organismo.

Por otra parte, la vitamina D, conocida muchas veces como la “vitamina de la luz del sol”, la cual podemos obtener principalmente a través de alimentos como el pescado azul (sardina, atún, arenque, salmón) y los productos lácteos enriquecidos, ya se había relacionado anteriormente con la disminución de hasta un 50% en el riesgo de desarrollar cáncer de mama siempre y cuando sus niveles en sangre sean los adecuados.

  • Dale una oportunidad a la soja

Los fitoestrógenos son compuestos que se encuentran en los vegetales, similares a las hormonas femeninas humanas y con una acción similar u opuesta a éstas. La soja contiene isoflavonas, un tipo de fitoestrógenos, y durante años se creía que un consumir en exceso soja y sus derivados aumentaba el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Actualmente los estudios realizados han demostrado todo lo contrario, concluyendo que el consumo de 1 ración de productos a base de soja al día tiene un efecto protector frente al cáncer de mama en mujeres jóvenes.

Cuidado con estos enemigos:

  • Carnes rojas. Siempre con moderación.

Mucho se ha hablado ya de la relación entre el consumo de carnes rojas (vacuno, caballo, caza, cerdo) y un incremento en el riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer como el de colon, esófago y páncreas, pero en mujeres postmenopáusicas se ha visto que un consumo excesivo de carnes rojas, incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

  • Limita las grasas saturadas.

Elimina al máximo la bollería, embutidos y productos procesados, que no forman parte de una dieta saludable. A cambio, utiliza el aceite de oliva virgen para cocinar y aliñar y consume pescado azul 2-3 veces a la semana, ya que contiene grasas saludables.

  • Vigila la ingesta de alcohol.

Se considera que consumir el equivalente a un promedio de 5 bebidas alcohólicas o más a la semana, aumenta en un 5% el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Esto se debe principalmente a la disminución en la absorción de ciertos nutrientes de la dieta. El alcohol no forma parte

Por último, no debemos olvidar la importancia de hacer los controles recomendados por el médico, como las mamografías. El cáncer de mama se puede detectar en etapas muy tempranas, incluso antes de que haya síntomas, y por ello resulta vital que todos estemos concienciados de cómo detectarlo y prevenirlo.

Hoy, Día Contra el Cáncer de Mama, ponte el lazo rosa y únete a un estilo de vida saludable. Entre todos, ¡podemos hacerle frente!

 

Si te ha gustado, ¡Comparte!

[:]

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *