Aceite de onagra y sus ácidos grasos esenciales: ¿Por qué son importantes?

El aceite de onagra se obtiene de las semillas de una planta de la familia de las onagráceas originaria de Norteamérica. Durante siglos ha sido utilizada por los indios americanos para combatir el asma, reducir problemas de la piel, aliviar el dolor menstrual o para cicatrizar heridas, entre otras funciones.

Hoy en día, el aceite de onagra es conocido, principalmente, por las propiedades atribuidas a su alta composición en ácidos grasos omega 6, un grupo de ácidos grasos considerados esenciales. Esto se debe a que no pueden ser fabricados por nuestro cuerpo, por lo que debemos recurrir a la dieta para disfrutar de sus beneficios. Actualmente se utiliza, sobre todo, para el cuidado de la piel y la regulación de los ciclos menstruales.

Aceite de onagra y ciclo menstrual

Cambios repentinos de humor, dolor abdominal, sensibilidad en los senos… son síntomas característicos de lo que conocemos como “síndrome premenstrual”. Éste es un trastorno cíclico muy común en mujeres jóvenes y de mediana edad, que se caracteriza por síntomas emocionales y físicos que se presentan días antes de la menstruación.

En algunas mujeres, los síntomas del síndrome premenstrual son poco comunes o leves, mientras que en otras, las manifestaciones son tan importantes que pueden llegar a suponer una molestia en la realización de las actividades de la vida diaria (descanso, aseo, alimentación, movilidad).

Los ácidos linoleico y gamma-linolénico (GLA) presentes en el aceite de onagra resultan fundamentales para la formación de unas sustancias conocidas como prostaglandinas. Éstas participan en el organismo como precursoras de algunas hormonas y sustancias antiinflamatorias, siendo útiles para regular la salud hormonal y, especialmente, el ciclo menstrual de la mujer.

Por otro lado, al aceite de onagra se le atribuyen propiedades antiinflamatorias que podrían ser útiles para disminuir los dolores asociados a estos periodos.

Aceite de onagra y salud de la piel

Nuestro cuerpo se compone mayoritariamente de agua, y la piel no es una excepción. Algunos factores como las temperaturas extremas, el sol, la contaminación, una alimentación inadecuada, el tabaco, la edad, problemas hormonales o algunas enfermedades (dermatitis…), favorecen la deshidratación y la sequedad de la piel y, la disminución en la cantidad de agua corporal que se da con el paso de los años, pueden contribuir a la aparición de estos síntomas.

Los ácidos grasos esenciales y otros componentes presentes en el aceite de onagra, podrían contribuir a nutrir la piel, ayudando a mantenerla más flexible y lisa y proporcionándole un aspecto más saludable.

Propiedades antiinflamatorias

Debido a su composición en ácido gamma-linolénico, el aceite de onagra podría tener un efecto antiinflamatorio en personas con condiciones como el eczema atópico o la mastalgia (dolor de las mamas), en los que una reducción de la inflamación, podría resultar beneficioso como complemento.

¿Cómo incluir el aceite de onagra en una dieta saludable?

Probablemente te preguntarás cómo añadir este aceite a tu día a día. ¡Muy fácil! El aceite de onagra suele presentarse en forma de perlas, lo que facilita su conservación y mantiene intactas sus propiedades. Puede tomarse junto con las comidas para facilitar su absorción.

Es importante que combinemos la ingesta de aceite de onagra, rico en omega 6, con 2-3 raciones semanales de pescado azul (sardinas, caballa, salmón, atún), rico en omega 3. Estos 2 tipos de ácidos grasos deben estar en equilibrio, por lo tanto si tomamos onagra deberemos prestar atención al consumo de pescado azul.

En los días de frío nuestra piel se sensibiliza, por lo que debemos prestarle atención y no olvidarnos de nutrirla por dentro y por fuera. Ahora ya sabes que el aceite de onagra es rico en omega 6 y otros componentes con importantes efectos sobre la piel, por lo que puede convertirse en un gran aliado para tu salud. Además, te puede ayudar a aliviar los dolores menstruales

 


¿A qué esperas para probarlo? 
¡Anímate a probarlo!

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *