Bienestar y lifestyle

Abril, un mes para cuidarse: Día Mundial de la Salud

[:es]¿Sabías que en abril se celebra el Día Mundial de la Salud y el de la Actividad Física?

Los hábitos en alimentación y el ejercicio físico repercuten de manera directa en la salud de las personas y en su calidad de vida.

El Día Mundial de la Actividad Física se celebra cada año el 6 de abril. Se trata de un día en el que se invita a la población mundial a la realización de ejercicio diario para mejorar su salud. En esta fecha las ciudades se llenan de eventos deportivos, como carreras populares.

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril todos los años para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Cada año se elige para esta fecha un tema que pone en relieve una esfera de interés prioritario para la OMS, este 2017, por ejemplo, el tema es “Hablemos de la depresión”.

 Y, ¿cómo se define la salud?

Según la OMS, “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Dicha definición no ha sido modificada por la OMS desde que se escribió en 1948. Y es que ¡cuántas cosas se dicen en tan pocas palabras! Por eso, la salud se debe de entender bajo tres áreas distintas:

  • Salud física: en ella se estudia la presencia o ausencia de enfermedades físicas.
  • Salud mental: la salud radica en el equilibrio de la persona con su entorno, el rendimiento óptimo dentro de las capacidadesque posee relacionadas con el ámbito que le rodea.
  • Salud social: representa una combinación de las dos anteriores.  

¿Cómo podemos cuidar nuestra salud?

Aunque la aparición de enfermedades depende de muchos factores y algunos de ellos no los podemos modificar, como la predisposición genética, muchos otros sí que dependen de nuestro estilo de vida (“lifestyle” en inglés). Los llamados factores de riesgo modificables son aquellos que dependen de nosotros mismos cambiarlos para vivir mejor. Por ejemplo, fumar es un hábito poco saludable que se relaciona con la aparición de enfermedades y que podemos cambiar.

¿Cómo influye nuestro “lifestyle” en la salud?

 Un estilo de vida positivo y saludable aporta bienestar físico y bienestar emocional, y esto repercute, directamente, en nuestra salud.

Claves de un estilo de vida saludable

Un estilo de vida sano está configurado fundamentalmente por esta media docena de puntos:

  1. Seguir una dieta suficiente, variada, equilibrada, segura y apetecible. Una de las mejores es, sin duda, la Dieta Mediterránea, Patrimonio de la Humanidad.
  2. Abstenerse de tabaco y si es posible también del alcohol. Se recomienda que cuanta menos cantidad de alcohol mejor.
  3. Practicar actividad física de forma regular. La actividad física consiste en cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, que lleva consigo un consumo de energía. La intensidad del ejercicio depende y varía según las personas. Como ejemplos de actividad física se encuentran: caminar a paso ligero, bailar, montar en bicicleta, nadar, correr, etc.
  4. Descansar. Es importante encontrar un equilibrio entre las horas de trabajo, las tareas del hogar y las horas de descanso. No olvidemos dormir unas 8 horas al día, ¡y recuerda encontrar tiempo para ti y tus hobbies!
  5. Tener una actitud positiva ante la vida. Además de descansar bien, esto incluye evitar o saber manejar el estrés, conectar contigo mismo y buscar la motivación cada día.
  6. Participar en la comunidad. Entretenerse en compañía de otras personas y gozar de la familia y los amigos acerca a la felicidad. Los especialistas aconsejan sonreír y reírle a la vida, ya que es un hábito saludable que produce efectos positivos físicos y psicológicos.

¡Pon en práctica estas claves en tu día a día y disfruta de una buena salud!

 

Si te ha gustado, ¡Comparte![:]

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *