5 recetas de ensaladas todo terreno

Con la llegada del calor, son muchas las personas que optan por hacer un cambio en sus platos e incorporar alimentos más refrescantes, ricos en vitaminas y minerales. La ensalada es un plato que se puede convertir en tu gran aliado. Sin embargo, es preferible evitar caer en la costumbre de limitarse a una simple ensalada verde, porque el cuerpo continúa necesitando la misma energía que el resto del año.

Por este motivo te presentamos 5 recetas de ensaladas muy completas para que incluyas todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para hacer frente a tu ritmo de vida y a las altas temperaturas. ¡Porque preparar tu cuerpo para el verano es muy fácil!

5 recetas de ensaladas todoterreno

Ensalada de pasta con verduras y huevo duro

Ingredientes: 75g de pasta, 1 huevo, 1 tomate, queso mozzarella cortado en cuadraditos, 20g de cebolla, aceitunas, orégano, aceite y sal.

Preparación: Coge una olla con agua y cuece la pasta el tiempo que lo indique el envase del producto, escurre y reserva. Añade agua en un cazo e introduce el huevo, déjalo a fuego medio durante 10 minutos y echa agua fría para detener la cocción. Cuando esté frío, pélalo y córtalo en trocitos pequeños. Corta el tomate y la cebolla en trocitos pequeños, previamente lavado y pelado, respectivamente. Corta también la mozzarella. Junta todos los ingredientes preparados, añade las aceitunas que desees, el aceite de oliva, el orégano y la sal y mézclalo. ¡Qué rico!

Se puede añadir por encima una cucharadita de levadura de cerveza, muy rica en vitaminas del grupo B.

Ensalada de arroz con verduras y atún

Ingredientes: 75g de arroz, 1 tomate, 20g de lechuga, 1 zanahoria pequeña, 1 lata de atún, aceitunas, 2 lonchas de jamón cocido, aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación: Añade agua en una olla, cuece el arroz según lo indique el fabricante, escurre y reserva. Lava, pela si es necesario y corta en trocitos pequeños el tomate, la lechuga y la zanahoria. Corta a cuadraditos el jamón y abre la lata de atún. Junta todos los ingredientes anteriormente preparados y añade las aceitunas, el aceite de oliva y la sal. ¡Mmmm!

Ensalada de garbanzos con verduras

Ingredientes: 40g de garbanzos en crudo, o 100g cocidos, 1 huevo, ½ pimiento rojo, ½ pimiento verde, 15g de cebolla, 1 tomate, orégano, sal, menta y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: Escurre y añade agua a los garbanzos si los has comprado cocidos. Si no lo están, déjalos en remojo la noche antes y cuécelos en una olla con agua durante aproximadamente una hora, escúrrelos y resérvalos. En un cazo con agua introduce el huevo y déjalo a fuego medio unos 10 minutos. A continuación, retira del fuego el huevo, échale agua fría, pélalo y córtalo en trocitos pequeños. Limpia y pica los pimientos y el tomate y pela y pica también la cebolla. Mezcla todos los ingredientes preparados y corrige con sal y aceite de oliva. Puedes probar con un poquito de menta. ¡Súper refrescante!

Añadiendo un poco de semillas de chía a esta receta, ¡llegará a todo su esplendor!

Ensalada de patata con salmón y nueces

Ingredientes: 1 patata grande, 1 tomate, 15g de cebolla, 70g de taquitos de salmón ahumado, 1 puñadito de nueces, eneldo, pimienta, aceite de oliva y sal.

Preparación: Coge la patata, pélala en tacos, déjala en agua unos minutos y escúrrela. Añade agua en un cazo, cuece la patata a fuego medio hasta que esté blandita, escurre y reserva. Limpia el tomate, córtalo a cuadraditos pequeños y corta la cebolla, previamente pelada. Junta todos los ingredientes anteriormente preparados y añade los taquitos de salmón, las nueces por encima y corrige con los condimentos, la sal y el aceite.

Ensalada mediterránea de quinoa

Ingredientes: 75g de quinoa, aceitunas, medio pepino, 1 tomate, queso feta, 15g de cebolla, aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación: En una olla con agua, cocina la quinoa según las instrucciones, escúrrela y resérvala. Lava, corta y pela el pepino, el tomate y la cebolla. Junta todos los ingredientes y añade las aceitunas que desees, el queso feta, el aceite y la sal.

Estos platos tan veraniegos son ideales tanto para comer en casa como para llevártelos a cualquier sitio. Con las recetas que te hemos presentado, ¡no habrá más excusas para no cuidarse!, ¿Te animas a meterte en la cocina?