3 recetas de toda la vida, ¡ahora más ligeras!

recetas de toda la vida

Las recetas tradicionales o “de la abuela” son inigualables en sabor (y en amor). Pero a veces se trata de platos con ingredientes demasiado energéticos o poco adaptados al ritmo actual. Presentamos 3 recetas de toda la vida, en su versión ligera, ¡porque el comer debe ser un placer, y no está reñido con comer saludable!

3 versiones más ligeras de las típicas recetas:

1. Croquetas de pollo sin bechamel y sin freír.

Un plato que no puede faltar en los menús de picoteo, y aunque parezca increíble, se puede hacer una versión evitando la fritura y el exceso de grasas.

  • Ingredientes: 160g de pechuga de pollo, 100g de requesón, 6 patatas grandes, 2 huevos, 150g de pan rallado, aceite de oliva virgen, pimienta, sal y hojas frescas de perejil.
  • Elaboración: Lava y pela las patatas, luego cuécelas con abundante agua durante 20-30 minutos hasta que estén hechas. Escúrrelas y machácalas hasta conseguir una textura de puré. Por otra parte, salpimienta la pechuga de pollo y hazla en una sartén antiadherente con unas gotitas de aceite. Deja templar y desmenúzalo. Posteriormente, mézclalo con el puré de patata, el requesón, un huevo batido y unas hojitas de perejil bien picadas. Salpimienta, remueve y deja la preparación en la nevera unas 2 horas para que adquiera consistencia. Finalmente, ve cogiendo pequeñas porciones de la masa y dales forma de croqueta, luego pásalas por huevo batido y pan rallado. Colócalas en una bandeja con papel antiadherente y llévalas al horno (previamente precalentado) unos 30 minutos a 190ºC. Dale la vuelta a media cocción para que se doren por ambas partes. ¡Ya están, a disfrutar de todo su sabor!

 

2. Tortilla de patatas y cebolla al horno.

Pocas cosas hay más típicas que la tortilla de patatas, ¡y se puede hacer una versión menos pesada con pocos cambios!

  • Ingredientes: 4 patatas grandes, 1 cebolla, 5 huevos, aceite de oliva, pimienta y sal.
  • Elaboración: El primer paso es lavar, pelar y trocear las patatas. Puedes hacerlas a rodajas o en cortes irregulares, ¡cómo más te guste! Luego corta la cebolla en brunoise (trocitos pequeños), añade todo en un bol con una cucharada de aceite de oliva y un pelín de sal y mezcla bien. Cubre una bandeja con papel de horno o vegetal y extiende bien la preparación. Con el horno precalentado a 180ºC, hornea durante unos 30-35 minutos. Puedes dar una vuelta a las patatas y la cebolla a la mitad de la cocción para asegurarte de que no se queman. Por otra parte, bate los huevos en un bol y añade un pelín de sal. Agrega las patatas que has sacado del horno y remueve bien para que se impregnen del huevo. Finalmente, en una sartén antiadherente extiende unas gotas de aceite de oliva y añade la mezcla. Deja cocer a fuego medio-fuerte y da la vuelta para que queda bien hecha. ¡Acompáñala de una ensalada, y tendrás un plato muy completo!

 

3. Arroz con leche: una versión integral con menos azúcar

Un postre delicioso para disfrutar sin preocupaciones

  • Ingredientes (para 4 raciones): Un litro de bebida de almendras (también puedes usar leche o la bebida vegetal que prefieras), 70g de arroz integral, 10-15g estevia, canela en rama y molida, un trozo de cascara de limón.
  • Elaboración: El primer paso es poner la bebida de almendras a calentar, junto con la cascara de limón y la rama de canela. Por otra parte, ve lavando el arroz y, cuando la bebida hierva, añádelo. Déjalo cocer unos 20 minutos, removiendo frecuentemente. Luego añade la estevia y cuece unos 20 minutos más a fuego medio-bajo hasta que adquiera una textura cremosa y el arroz este cocido. Saca la canela y la cascara de limón y deja reposar. Sirve en un cuenco espolvoreando canela por encima. ¡Está buenísimo!

Con estas recetas ya tienes más ideas para disfrutar de los platos de siempre, sin renunciar a cuidarte ¡Buen provecho!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *