Prepara tu lista de propósitos saludables para este 2018

Te damos consejos para conseguir tus propósitos

Cuando se acerca el final del año aprovechamos para hacer balance de lo acontecido los meses anteriores: valoramos nuestros logros, recordamos nuestros errores y analizamos nuestras enmiendas de mejora realizadas. Y en muchos casos nos damos cuenta de que nuestros propósitos para este año no han llegado a buen puerto y, de nuevo, los colocamos en la lista “objetivos a cumplir” para el nuevo año que se acerca… Vamos a ver 5 consejos para cumplir tus deseos que pueden resultarte útiles para conseguir tus propósitos de año nuevo y para cualquier cosa que te propongas. ¡Toma nota!

  1. Comprométete

En primer lugar, debemos reflexionar antes de ver cómo lograr nuestro objetivo. Queremos alcanzar un sueño que puede ser desde empezar a hacer ejercicio, como cambiar de trabajo o acabar los estudios. Es un deseo que anhelamos. Pero para conseguirlo no basta con desearlo, con soñarlo. Hay que tomar parte del camino que lleva a esa meta. Por eso es importante ser conscientes de que los sueños no se cumplen solos: hay que trabajarlos.

  1. Define bien tu propósito

Pregúntate: ¿Qué quiero conseguir? ¿Por qué lo quiero conseguir? ¿Cómo me sentiré o qué conseguiré si logro esto que me propongo?

Las sensaciones que te despiertan las respuestas a estas preguntas harán que te motive mucho más las acciones que te propongas para conseguir tu objetivo. No seas ambicioso: no pretendas construir una casa si no tienes dinero para ello. Tu primer propósito debería ser obtener dinero para luego conseguir tu segundo propósito que sería construir la casa. Así que ve paso a paso, porque de lo contrario puedes frustrarte si no lo alcanzas y tu motivación se verá truncada. ¡Mantenerse motivado es importante!

  1. Escribe las acciones que se acercan a tu propósito

Si nuestro propósito para este año es comer de manera saludable y sabes que siempre que lo intentas de golpe, lo acabas dando por imposible, ¿por qué no lo intentas poco a poco? Sí, poco a poco: la primera semana proponte cambiar tu dulce de la media mañana por una fruta y un yogur. En la segunda semana puedes, por ejemplo, proponerte añadir verduras en tus cenas. Y así, poco a poco, sin casi darte cuenta, estarás cumpliendo con tu objetivo. Y lo mejor de todo es que cada cambio que hayas ido realizando se habrá convertido en un hábito, con lo que abandonarlos será más difícil.

  1. No olvides tus objetivos

Únelo a las actividades diarias que realizas habitualmente. Por ejemplo, si quieres mejorar en los estudios o estar al día en tu profesión, una acción a realizar sería leerte los apuntes del día anterior o leer las noticias destacadas sobre el sector. Y para que no se te olvide, puedes hacerlo mientras tomas el café en casa, o cuando salgas de la ducha por la noche. De esta manera se incorporará en tu vida como un hábito más de todos los que haces y no te costará encontrarle hueco, ¡ni te olvidarás de ello!

  1. Mantén visible tu propósito y tus acciones

Ahora que no lo vas a olvidar y para saber en qué punto del proceso te encuentras y poder enorgullecerte de tus pasos dados, es recomendable que tengas anotado en un papel tu propósito y las acciones que debes cumplir cada día. Cuélgalo en un lugar visible: visualizarlo te va a ayudar a ser consciente de lo que has recorrido y te costará más dejar de lado cualquier acción, porque podrás ver lo cerca que te queda la meta.

¿Cuáles son tus propósitos de este año? Recuerda que este año, ¡los vas a conseguir todos! ¡A por ellos! ¡Feliz año nuevo 2018!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *