3 postres sin azúcar que endulzarán tu día

postres sin azúcares

Los postres y dulces suelen gustar a todo el mundo. Sin embargo, su contenido en azúcar suele convertirlos en opciones no muy saludables. Sin embargo, su contenido en azúcar suele convertirlos en opciones no tan saludables si se consumen habitualmente. Por eso, es buena idea conocer alternativas y cómo preparar recetas deliciosas con menos azúcar. Te presentamos 3 postres sin azúcar añadido para que puedas disfrutar sin preocupaciones.

 Hacer recetas dulces sin azúcares añadidos

El azúcar de mesa o sacarosa forma parte de múltiples recetas, especialmente postres y repostería. Además de dar sabor dulce, aporta textura a las preparaciones.

¿Qué son los azúcares añadidos?

Los azúcares añadidos son aquellos que se añaden a una receta o alimento para dar sabor dulce, como el azúcar de mesa. Además, algunos alimentos contienen una gran cantidad de azúcares de forma natural: es el caso de la miel o los zumos de fruta. Si lo que se pretende es rebajar la cantidad de azúcar total de las recetas, debes evitar también la miel, sirope de agave, melazas y los concentrados de zumo de fruta. Estos ingredientes también se consideran azúcares añadidos, pues básicamente contienen glucosa y actúan de forma similar en el cuerpo.

Azúcares naturales en los alimentos

Las frutas enteras también aportan azúcar, pero en una cantidad muy inferior y acompañado de fibra. La Organización Mundial de la Salud considera que los azúcares de las frutas o verduras enteras no suponen un riesgo para la salud (aumento de peso o de riesgo de diabetes). Sin embargo, sí ve riesgo en el caso del azúcar de mesa, miel, jarabes y zumos.

Alternativas al azúcar añadido

Si por motivos de salud quieres evitar los azúcares añadidos, se presentan 2 opciones. O bien optar por los edulcorantes, o bien por frutas que aporten su dulzor natural.

Los edulcorantes son sustancias que aportan dulzor, pero apenas tienen efecto sobre el azúcar en la sangre. Son una buena opción para sustituir el sabor dulce de los azúcares.

Las frutas son alimentos saludables que podemos integrar en muchas recetas. Su sabor dulce se potencia si se cocinan o se secan. Es el caso de los dátiles, orejones o pasas. Recuerda que se recomienda consumir un mínimo de 3 piezas de fruta fresca al día.

Si quieres saber cómo bajar tu ingesta de azúcares, puedes inspirarte con estos consejos para reducir el azúcar de tu alimentación.

 

3 recetas de postres sin azúcares añadidos

A continuación, te proponemos 3 recetas en las que se ha evitado añadir azúcar. El sabor dulce lo aportan las propias frutas o el edulcorante.

Copa de yogur griego con compota de manzana, canela y nueces

Ingredientes para 6 copas: 4 yogur tipo griego natural sin azucarar, 4 manzanas, 40g de nueces peladas y troceadas, canela en polvo.

Lava, pela y corta las manzanas a dados. Colócalas en un cazo con una cucharada de agua y una pizca de sal. Ponlo a cocer a fuego bajo, tapado, durante 10 minutos o hasta que la manzana esté cocida y blanda. Déjalo enfriar, añade canela en polvo al gusto y reserva. No es necesario triturar.

Escoge las copas o tarros donde vas a montar el postre. Al fondo, añade una capa de compota. Rellena con el yogur, y acaba la copa con más compota y nueces troceadas por encima. Puedes decorarlo con una ramita de canela si te apetece.

Vasitos de panna cotta de café con estevia

Ingredientes para 6 panna cottas: 400ml de nata, 280ml de leche, 6 hojas de gelatina, 100g de edulcorante a base de estevia, 4 cucharaditas de café soluble, 2 cucharaditas de café, 1 vaina de vainilla, virutas de chocolate sin azúcar.

Remoja la gelatina en agua fría durante 5 minutos, en un bol.

En un cazo, calienta la leche con la nata y la vaina de vainilla hasta que hierva. Añade entonces el café soluble y el cacao y mezcla hasta que se disuelva. Retira el cazo del fuego, añade la estevia y mezcla bien. Entonces, añade la gelatina escurrida, removiendo bien para que se integre. Retira la vaina de vainilla y ráspala con un cuchillo. Mezcla bien las semillas con la mezcla de leche y nata, ¡le dará un sabor espectacular!

Escoge 6 vasitos, y rellénalos con la mezcla. Cuando estén a temperatura ambiente, mételos en la nevera para que cuajen un mínimo de 6h. Quedará el vasito de 2 colores. Decóralo con virutas de chocolate, ¡y a disfrutar!

Banana bread sin azúcar añadido

Este bizcocho de plátano tiene el dulzor que le aporta los plátanos maduros. Si deseas mayor intensidad, puedes añadirle un poco de edulcorante a la masa, aunque te recomendamos que primero pruebes esta versión.

Ingredientes para 8-10 raciones: 4 plátanos muy maduros (le darán el sabor dulce), 2 huevos, 120ml de aceite de oliva de sabor suave o de girasol alto oleico, 60ml de leche, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1/2 cucharadita de canela molida, 130g de harina de trigo integral, 130g de harina de trigo blanca, 8g de levadura química o medio sobre de levadura química, 1 pizca de sal. Necesitarás un molde rectangular de 25 cm, papel de hornear y una batidora.

Calienta el horno a 180º con la rejilla a media altura, y con calor arriba y abajo.

En un bol grande, añade los huevos, el aceite, la leche y el extracto de vainilla. Pela los plátanos, cortalos a trozos grandes y añádelos al bol. Tritura con la batidora.

En otro bol, tamiza las harinas junto con la levadura y la canela, y luego agrega la sal. Añade los sólidos al bol de los líquidos y mezcla brevemente con la batidora.

Forra el molde con el papel de hornear y vierte la mezcla con ayuda de una espátula. Golpea el molde sobre la encimera para que la masa se asiente y quede plana.

Cuece el bizcocho 30 minutos en el horno. Pasado este tiempo, pínchalo para ver si está bien cocido. Desmóldalo y deja que se enfríe antes de comerlo.

 

¿Qué te han parecido estas recetas? Anímate a probarlas, y consulta otras recetas ligeras publicadas en nuestro blog para innovar en tu cocina. ¡Buen provecho!