Glosario: P

 

Pasiflora
Passiflora Incarnata L.

La raíz de la pasiflora era utilizada por los indios americanos en forma de cataplasmas para el tratamiento de quemaduras, heridas e inflamaciones
en general.
En la actualidad, la parte que se utiliza son las ramas floridas, desprovistas de la parte leñosa.

Propiedades:

Los efectos que producen los complementos a base de Pasiflora se deben a su composición en flavonoides de acción tranquilizante (quercetol, kaempferol,
apigenol y luteol). Además, contiene esterina (un complejo compuesto de esteroles). La pasiflora se ha utilizado tradicionalmente para el insomnio, provocando un sueño prácticamente igual que el sueño que se induce de manera natural. También se ha utilizado de manera tradicional para dolores menstruales o de cabeza.

Pectina de manzana

La pectina es una fibra soluble, presente en alimentos de origen vegetal. Las frutas como las manzanas, por ejemplo, son ricas en este nutriente.

Propiedades:

Las fibras solubles como la pectina, tienen la capacidad de absorber agua en el tracto gastrointestinal, formando una masa de gel. Gracias a esta capacidad, se ha utilizado este nutriente para mejorar los síntomas de diarrea, pues retarda el vaciamiento gástrico y aumenta el volumen de las haces.

Por otro lado, la pectina tiene la capacidad de captar nutrientes, disminuyendo su absorción y la velocidad en que se asimilan. Por ello, se sugiere que es una buena opción para evitar picos de glucosa en sangre, pues al captarla, nuestro organismo la absorbe de manera más paulatina. De la misma manera, se la relaciona con propiedades hipocolesterolémicas debido a que las pectinas se unen a los ácidos biliares (productos de la degradación del colesterol), facilitando su expulsión junto a las heces.

Precauciones: personas que tomen medicamentos, pues puede disminuir la absorción de éstos.

Piperina, pimienta negra

La piperina es un aceite esencial que encontramos en la pimienta negra y es la responsable de su sabor picante. Tradicionalmente ha sido utilizada como complemento de dietas para el control de peso.

Propiedades:

A la piperina se le otorgan propiedades digestivas, debido a que estimula la secreción de jugos gástricos. Además, se sugiere que ayuda a controlar el apetito y a mejorar la absorción de nutrientes, así como a eliminar gases del organismo.

Algunos estudios proponen que la piperina podría ejercer un efecto estimulante de la glándula tiroides, hecho que provocaría un aumento del metabolismo basal.

Por todo esto, la piperina ha sido habitualmente utilizada como una ayuda en dietas de control de peso.

Proantocianidinas

Las proantocianidinas o taninos condensados son unas sustancias pertenecientes al grupo de compuestos fenólicos. Realizan distintas funciones en el organismo entre las que destaca su poder antioxidante.

Representan el segundo tipo de sustancias fenólicas naturales más abundante. Se encuentran principalmente en las semillas de uva, pero también podemos encontrarlos en otros alimentos como el vino, el té, el arándano rojo o el chocolate, entre otros.

Se han definido como sustancias antimicrobianas, antioxidantes, antiulcerosas y antiinflamatorias.

Propiedades:

Las proantocianidinas destacan, como bien se ha dicho, por su capacidad antioxidante en el organismo, es decir, por su capacidad para proteger las células frente a agentes dañinos y frente al envejecimiento.

A los taninos condensados se les otorga la capacidad de inhibir enzimas fundamentales para la fabricación de lípidos y para reducir su absorción intestinal. Por ello, se dice que podrían mejorar los niveles de estos nutrientes en sangre.

Varios estudios lo relacionan con capacidad antimicrobiana, especialmente en infecciones del tracto urinario, en que un tipo de bacteria llamada Escherichia Coli, se adhiere a la mucosa de esta zona dónde se multiplica y origina la infección. Las proantocianidinas bloquean esta unión de la bacteria a la mucosa, de manera que aumenta su eliminación, por lo que tradicionalmente se ha usado para la prevención y el tratamiento de este tipo de infecciones. Actúa de la misma manera frente a otra bacteria llamada Helicobacter Pylori. Esta bacteria, además, provoca úlceras en el estómago y el duodeno, por lo que, a estos taninos se les otorga, además de capacidad antimicrobiana, capacidad antiulcerosa.

Própolis

El propólis o propóleo es una sustancia que las abejas elaboran con resinas de algunas plantas. Aporta una mezcla de compuestos químicos, muchos de ellos con actividad biológica, a los que se atribuyen propiedades que refuerzan el sistema inmunitario.

Se tiene constancia del uso medicinal del própolis desde el antiguo Egipto, donde los sacerdotes utilizaban esta sustancia apícola como medicamento natural y también en el proceso de momificación. Los antiguos griegos le dieron su nombre actual (pro significa “delante de” y polis “ciudad”), dejando patente la función del própolis en la colmena: las abejas lo colocan en las entradas con finalidades bactericidas y para protegerse frente a otros patógenos.

Propiedades:

El própolis contiene diversos compuestos con actividad biológica. Es rico en flavonoides, ácidos fenólicos, ceras y aceites volátiles; también contiene una pequeña cantidad de polen y minerales. Los flavonoides mayoritarios del propóleo son la pinocembrina, galangina y crisina. Estas sustancias poseen capacidad antibacteriana y antiinflamatoria.

Su principal aplicación se debe a sus propiedades inmunoestimulantes y a la actividad antimicrobiana, que han popularizado al própolis como complemento para reducir los síntomas de catarros y prevenir la gripe.

Por su riqueza en flavonoides, también posee actividad antioxidante y potencia la absorción de la vitamina C.

A nivel tópico, el própolis presenta una acción antibacteriana y protectora de las mucosas, por lo que se emplea también en productos cosméticos.

Precauciones: las personas que sufran alergias o asma podrían ser sensibles al própolis.