¿Sabes cómo organizar los alimentos en tu nevera?

organizar los alimentos en tu nevera

El orden correcto de los alimentos en la nevera es fundamental para su higiene, sobre todo en verano porque hace más calor. Todos los alimentos contienen microorganismos, algunos inocuos y otros que pueden causarnos toxiinfecciones alimentarias. Para evitar estos últimos, conservar los alimentos en frío es la mejor opción. Pero en la nevera no todo vale; hay que tenerla organizada y limpia para sacarle el máximo rendimiento. Sigue leyendo y aprende cómo hacerlo, ¡verás que te resultará más fácil de lo que crees!

La nevera es un espacio fundamental en nuestra cocina, ya que permite que los alimentos se mantengan frescos y duren más en buenas condiciones. Es muy importante tenerla bien ordenada para sacarle el máximo rendimiento. Además, puede ser un foco de contaminación cruzada si no se tiene cuidado con la higiene y el orden. ¡Estate atento, porque con estos consejos y pautas que te daremos podrás sacarle el máximo partido a tu nevera!

La temperatura de la nevera debe estar entre 3 y 5ºC y el congelador a una temperatura de -18ºC para que los alimentos se mantengan en un estado óptimo el mayor tiempo posible. Además, es importante tener en cuenta que si sacamos un alimento de la nevera no puede estar más de 2 horas a temperatura ambiente antes de comerlo ya que algunos microorganismos dañinos podrían empezar a afectarle. Recuerda que para mantener la temperatura ideal no hay que tener el frigorífico demasiado lleno y abrir la puerta solo cuando sea necesario ¡se acabó el abrir la nevera y pasar media hora mirando que elegimos para comer!

¿Cómo organizamos la nevera?

¿Eres de los que llegas de hacer la compra y tienes que hacer malabares para colocar todas las cosas dentro de la nevera? Puedes ahorrarte tiempo si sabes bien como organizar tu nevera por grupos de alimentos. A continuación te dejamos unas recomendaciones basadas en publicaciones de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y otros profesionales dedicados a la higiene alimentaria para optimizar la conservación de los alimentos en la nevera. ¿Te animas a aprender cómo hacerlo?

Es importante que el frigorífico cuente con espacios diferenciados para las distintas clases de alimentos. Esto tiene especial importancia ya que es la manera de evitar contaminaciones cruzadas entre unos y otros. Además, la temperatura no es la misma en toda la nevera, cada alimento requiere una temperatura distinta para su conservación.

¡Empezamos!        

1. Frutas y verduras   

Las frutas y verduras son productos sensibles, y a temperaturas muy altas pueden estropearse. Deben ir en los cajones inferiores, ya que la temperatura es ligeramente superior al resto de la nevera.

2. Carnes y pescados

Las carnes y pescados se deben colocar en el estante habilitado para estos productos, que mantienen las temperaturas más bajas del frigorífico, en caso de no tener dichos estantes deben colocarse en los estantes inferiores (sin tener en cuenta el de las frutas y verduras). Asegúrate de tenerlos en envases o fiambreras herméticos para que sus fluidos no goteen, ya que podrían contaminar otros alimentos.

3. Lácteos, embutidos y otros productos

Los lácteos, embutidos y productos cocinados o previamente abiertos deben colocarse en los estantes del centro de la nevera. Ten en cuenta que una vez abiertos deben guardarse en fiambreras y no en el plástico o papel original, ya que así disminuirás el riesgo de contaminación por microorganismos. En el caso de los alimentos cocinados, debes dejarlos enfriar antes de guardarlos, ya que sino aumentaría la temperatura general de la nevera.

¿Y en la puerta de la nevera?

Como ya debes saber, esta zona es la que tiene las temperaturas más altas del frigorífico, por tanto, guardaremos aquellos alimentos que no requieran temperaturas tan bajas. Es el lugar ideal para los huevos, las bebidas, las salsas y las mantequillas o mermeladas.

En cuanto a la higiene, es importante limpiar y desinfectar las diferentes partes de la nevera, ya que se puede acumular microorganismos. Además, hay que tener especial cuidado con las sobras y detectar si algo ya está deteriorado para retirarlo, por el contrario, podría contaminar otros alimentos y dejar olores indeseados.

¡Con todas estas claves y pautas que te hemos dado seguro que consigues mantener tu nevera muy bien ordenada y limpia! Además, así conseguirás optimizar al máximo la vida de tus alimentos y evitar toxiinfecciones alimentarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *