Glosario: M

Maca andina
Lepidium meyenii

La maca es una planta original de los Andes a la que se le otorgan propiedades energizantes y nutritivas debido a su perfil nutricional.

La maca andina contiene proteínas, carbohidratos, minerales como calcio, fósforo, yodo y hierro, y vitaminas como la C y las del grupo B. Ha sido utilizada desde antaño por los incas para el cansancio físico, estimular la fertilidad y tratar el dolor óseo.

Propiedades:

Tradicionalmente se ha utilizado para mejorar la fertilidad de las personas, así como la sexualidad. Se le otorgan propiedades para mejorar el deseo sexual y el esperma. Esto es debido a que sus principios activos, las macamidas y las macaenas, se han asociado con ciertas reacciones en el cerebro que estimulan este deseo.

Además, se le otorgan propiedades energizantes y revitalizantes debido a su contenido nutricional, por lo que se ha utilizado para estimular el vigor y el rendimiento, tanto físico como intelectual.

A esta planta se le atribuye la capacidad de ayudar a mujeres en período de menopausia disminuyendo la aparición de síntomas psicológicos tales como la ansiedad y la depresión, y por otro lado, regulando el metabolismo óseo.

Finalmente, a la maca se le otorga la capacidad de participar en el metabolismo de la glucosa, de los lípidos y en la regulación de la presión arterial.

 

 

Manzanilla
Matricaria recutita

La manzanilla o matricaria es una planta tradicional con propiedades beneficiosas para la salud digestiva, que se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades espasmolítica, antiinflamatoria y antiúlcera gástrica. Su extracto contribuye a mejorar las digestiones difíciles.

Es una planta herbácea nativa de Europa y del oeste de Asia que se ha aclimatado a varias zonas y, actualmente, también se cultiva en nuestro país. La parte utilizada por sus propiedades terapéuticas son los capítulos florales, en los que se hallan las flores agrupadas, de agradable sabor.

En su composición destacan el aceite esencial (que incluye α-bisabolol), el azuleno, los compuestos fenólicos y los mucílagos..

Propiedades:

Las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla han sido demostradas por diversos estudios, tanto por vía interna como en aplicación tópica. Su extracto está indicado tanto en casos de inflamaciones gastrointestinales como en el tratamiento de la piel inflamada, como por ejemplo en urticarias o eritemas.

Sus beneficios digestivos son múltiples, ya que además de su efecto antiinflamatorio, la manzanilla también tiene una acción espasmolítica gracias a su contenido en α-bisabolol y flavonoides, que la hacen indicada en caso de cólicos. Se ha descrito también una actividad antiulcerosa de la mucosa gástrica. Además, su aceite esencial posee propiedades carminativas, por lo que alivia los gases y la distensión abdominal.

Su aceite esencial también posee propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

Además, el extracto de manzanilla ha mostrado en algunos estudios un ligero efecto sedante del sistema nervioso y, por su contenido en compuestos fenólicos, su extracto actúa como antioxidante.

Precauciones: por su contenido en cumarinas, la manzanilla puede potenciar el efecto de la terapia con anticoagulantes.

Mate
Ilex paraguariensis

Las hojas de mate han sido tradicionalmente utilizadas para preparar infusiones y remedios medicinales en diversos países de América del Sur. Por su contenido en cafeína, el mate presenta un efecto estimulante del sistema nervioso y del metabolismo. Actualmente, se emplea como complemento en tratamientos de control del peso.

 El mate es un arbusto que se cultiva principalmente en Paraguay, Brasil y Argentina. Sus hojas contienen numerosos compuestos, entre los que destaca su contenido en cafeína, teofilina y teobromina. Cuenta también con un elevado contenido en minerales, especialmente potasio, magnesio y manganeso; vitaminas del grupo B; flavonoides y derivados del ácido cafeico.

Propiedades:

Tradicionalmente, el mate se ha empleado por su efecto estimulante del sistema nervioso, lo que lo hace indicado en estados de agotamiento físico y mental. Esta acción se debe a la presencia de cafeína y teofilina. Se ha estudiado también su potencial para mejorar la memoria y mejorar la capacidad de aprendizaje.

El mate tiene un efecto reductor del apetito, lo que lo hace interesante como complemento en las dietas para la pérdida de peso, ya que aumenta el tiempo que los alimentos permanecen en el estómago y favorece la sensación de saciedad. También se le atribuye una actividad diurética y lipolítica, ambas debidas a la cafeína. Esta sustancia interviene en los procesos relacionados con la utilización de grasas como fuente de energía, por lo que puede ser útil en personas con sobrepeso, exceso de colesterol y triglicéridos.

Los estudios también han verificado una elevada acción antioxidante del extracto de mate, debido a la presencia de ácidos fenólicos en su composición.

Precauciones: por su contenido en cafeína no se recomienda en caso de insomnio o ansiedad. Está contraindicado en caso de úlcera péptica o gastritis, alteraciones cardiovasculares graves, embarazo y lactancia.

Magnesio

El magnesio es un mineral que participa en múltiples procesos fisiológicos, por lo que nuestro organismo lo necesita para funcionar correctamente. Se encuentra ampliamente distribuido en nuestro cuerpo y desenvuelve un papel fundamental en una gran variedad de reacciones celulares.

Encontramos el magnesio en alimentos como el cacao, los frutos secos y las legumbres. Tradicionalmente se ha descrito como el mineral “anti-estrés” debido a su papel en el sistema nervioso y muscular.

Propiedades:

El magnesio ayuda en la modulación del sistema nervioso, así como en la relajación y contracción de la musculatura. Es esencial para la repolarización de neuronas y fibras del músculo, por lo que una deficiencia podría figurarse con la aparición de rampas y contracturas. Se le atribuye la capacidad de contribuir al normal funcionamiento del sistema nervioso, a la función psicológica normal y a la función normal de la musculatura.

Este mineral es fundamental en el metabolismo energético, ya que su presencia desenvuelve un papel fundamental en la síntesis de ATP, esto es, una de las principales moléculas de almacenamiento energético. El magnesio contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga.

A su vez, el magnesio es importante a nivel estructural de huesos y articulaciones, pues participa en la fijación de calcio y fósforo en éstos, y es un mineral imprescindible en la captación de calcio y vitamina C. Contribuye en la síntesis normal de proteínas y en el mantenimiento normal de los huesos y los dientes.

Este mineral disminuye la conductividad cardíaca y ayuda a más de 300 enzimas del organismo a realizar sus funciones como en la síntesis de transportadores de electrones, enzimas, proteínas y ácidos nucleicos (ADN y ARN). Además, tiene un papel destacado en la división celular.

Finalmente, podríamos concluir que el magnesio es cardioprotector, antiisquémico y antihipóxico, vasodilatador y antitrombótico, participa en el control renal, en el sistema inmunológico, en la activación de las funciones del hígado y en el aumento de la secreción de insulina y bilis, entre otras funciones.

Precauciones: se debería evitar el consumo de suplementos con magnesio junto a alimentos ricos en calcio, fosfatos, citratos, ácidos grasos, ácido fítico y sales biliares, pues pueden reducir su absorción.

Manganeso
Vaccinummyrtillus L.

El manganeso es un mineral que se encuentra en el organismo en poca cantidad y que está relacionado con la actividad de muchas enzimas. El manganeso contribuye a la protección de las células contra el estrés oxidativo, ya que forma parte de la llamada superóxido dismutasa, un complejo enzimático que produce nuestro cuerpo y que actúa como antioxidante, protegiéndonos contra la acción dañina de los radicales libres.

El manganeso se encuentra fundamentalmente en frutos secos como las nueces, en cereales integrales, en semillas de girasol y de sésamo, en el salvado y el germen de trigo, en la yema de huevo, en las legumbres y en las verduras de hoja verde.

Propiedades:

Además de su capacidad antioxidante en el organismo, este mineral contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales y a la formación normal del tejido conectivo. Por eso, el manganeso es un mineral necesario para el crecimiento y la formación de huesos sanos.

El manganeso contribuye al metabolismo energético del cuerpo porque se le relaciona con la producción de glucosa, a partir de precursores que no son hidratos de carbono, y con la activación de diversas enzimas.

Precauciones: Grandes dosis de otros minerales como hierro, magnesio o calcio, junto con el manganeso, puede afectar de modo negativo a su aprovechamiento. En caso de padecer de Parkinson, enfermedad de Wilson u otras enfermedades neurológicas, no conviene recurrir a un aporte extra debido a sus posibles efectos neurotóxicos.

Mango africano
Irvingia gabonensis

El mango africano es un alimento perteneciente al grupo de las frutas. Originario de los bosques de África, ha sido utilizado tradicionalmente para complementar dietas para perder peso.

Propiedades:

Al mango africano se le otorga multitud de propiedades, entre la que destaca su posible acción en dietas de pérdida de peso. Se propone que esta fruta tenga la capacidad de acelerar el metabolismo de manera natural y de regular la leptina, una hormona que controla la sensación de saciedad en el organismo, favoreciendo el uso de la grasa como fuente de energía.

Por otro lado, esta fruta contiene fibra soluble capaz de captar agua y formar un gel que puede ejercer un efecto laxante en el organismo. Este tipo de fibra, además, tiene la capacidad de captar glucosa, mejorando los niveles sanguíneos de este nutriente, así como de captar ácidos biliares en su interior ayudando a regular la colesterolemia.

Finalmente, se destaca el contenido en polifenoles, sustancias que actúan como antioxidantes naturales, es decir, como moléculas que protegen a la célula frente al estrés oxidativo y al envejecimiento.

Melatonina

La melatonina es una hormona secretada por la glándula pineal. Realiza distintas funciones en el organismo, destacando su capacidad de regular el ciclo del sueño/vigilia, por lo que también es conocida como “hormona del sueño”.

La síntesis de esta hormona tiene comienzo con la captación de aminoácido triptófano (considerado esencial para los humanos, es decir, que debemos obtenerlo a través de la dieta), y está estimulada y controlada por la luz y la oscuridad: a más oscuridad más secreción y viceversa.

Propiedades:

Esta hormona está involucrada en distintos procesos de regulación del organismo tales como el sueño, el humor y la reproducción.

La melatonina ayuda a una mejor capacidad para conciliar el sueño, reduciendo el tiempo necesario para dormirse. Además, contribuye a mejorar la sintomatología derivada del jet-lag.

Se sugiere que esta hormona tiene capacidad oncostática mediante la suspensión del crecimiento de tumores, especialmente en aquellos que dependen de hormonas para su reproducción, como serían el cáncer de ovario y el de mama.

Por otro lado, se sospecha que la melatonina sea capaz de estimular el sistema inmunológico, tanto innato como adaptativo, mediante la activación de las células del sistema inmune innato y favoreciendo el crecimiento de linfocitos.

Finalmente, posee una capacidad antioxidante eficaz frente al envejecimiento celular y a la presencia de radicales libres, sustancias dañinas para las células de nuestro organismo. Además de tener capacidad antioxidante, la melatonina puede aumentar el efecto antioxidante en otras moléculas con esta capacidad.

Menta
Mentha piperita

La infusión de menta se utiliza desde la antigüedad por su capacidad para calmar y aliviar las digestiones pesadas. Su extracto tiene también propiedades antioxidantes similares a las del té verde, por su elevado contenido en compuestos polifenólicos.

 La menta es una planta tradicional originaria de Europa, pero actualmente crece y se cultiva en todo el mundo. Las hojas tienen un olor y sabor característicos, que las hacen muy populares como infusión digestiva y refrescante. Su aceite esencial también se utiliza en la medicina tradicional y la aromaterapia.

Las hojas de menta son ricas en aceite esencial, cuyo componente mayoritario es el mentol. También contienen una elevada cantidad de compuestos polifenólicos, además de triterpenos, ácido salicílico y minerales (potasio, calcio, magnesio, selenio, yodo y hierro).

Propiedades:

A las hojas de menta se les atribuye propiedades beneficiosas frente a las molestias causadas por las digestiones pesadas. La menta presenta una acción antiespasmódica sobre el músculo del tracto digestivo, por lo que alivia el dolor provocado por los movimientos gastrointestinales excesivos. A su vez, tiene un efecto colerético, es decir, aumenta la producción de bilis, sustancia imprescindible para una buena digestión de las grasas. Esto hace de la menta un buen remedio para la dispepsia, la gastritis y, en general, para prevenir y aliviar las molestias causadas por las digestiones difíciles.

Las hojas de menta tienen también una acción carminativa, es decir, limitan la aparición de gases y ayudan a expulsarlos. Por ello, la menta está indicada en el tratamiento de flatulencias o hinchazón abdominal.

Al extracto de menta se le atribuyen también propiedades antiinflamatorias, antihistamínicas, sedantes y analgésicas.

Precauciones: a dosis terapéuticas no se conocen contraindicaciones para el uso de la hoja de menta. El uso del aceite esencial está desaconsejado en menores de 6 años y en personas con cálculos biliares o afecciones hepáticas o de vesícula.

Mirtilo
Vaccinum myrtillus L.

El mirtilo, también conocido como arándano, es una pequeña baya comestible con un gran contenido en compuestos antioxidantes, como por ejemplo antocianinas. Investigaciones recientes muestran que las antocianinas pueden tener un efecto beneficioso en la prevención de enfermedades neurodegenerativas. 

Es un arbusto que crece en las zonas húmedas y montañosas del hemisferio norte. El fruto es una baya carnosa de color azul oscuro, de aproximadamente medio centímetro de diámetro. Por sus propiedades terapéuticas, de esta planta se utiliza principalmente el fruto maduro, aunque las hojas también son empleadas por la medicina tradicional.

El fruto del arándano se compone de agua (90%), azúcares, ácidos orgánicos y pectinas. Los principios activos más destacados son los flavan-3-oles, antocianinas, taninos y flavonoides. En las hojas puede encontrarse, también, proantocianidinas.

Propiedades:

Su riqueza en compuestos polifenólicos le confiere un elevado poder antioxidante, que contrarresta la actividad de los radicales libres y, por tanto, combate el estrés oxidativo. Se ha demostrado que las antocianinas pueden atravesar la barrera hematoencefálica en el sistema nervioso, ejerciendo su poder antioxidante en diversas partes del cerebro. Las investigaciones hallaron antocianinas en las zonas correspondientes a la memoria y al aprendizaje. Se cree que las antocianinas, por su capacidad antioxidante, podría ejercer una protección en las células de estas áreas del cerebro. Por ello, los estudios sugieren que el extracto de mirtilo rico en antocianinas puede ser útil para prevenir las patologías neurodegenerativas y mantener un buen funcionamiento neuronal.

Las antocianinas también tienen un efecto protector frente a la fragilidad de los capilares sanguíneos, por lo que se emplea en el tratamiento y prevención de la insuficiencia venosa, en piernas pesadas y dolorosas. Esta propiedad también tiene aplicación en las enfermedades oculares, como por ejemplo la retinopatía.

Algunas investigaciones muestran que las pronantocianidinas podrían tener un efecto protector frente al cáncer de colon, y también frente a la oxidación de las grasas. Por su contenido en taninos y pectina, el mirtilo tiene un efecto astringente, por lo que tradicionalmente se emplea en el tratamiento de las diarreas leves.

Precauciones: por su contenido en taninos, se recomienda precaución en caso de gastritis o úlcera duodenal, ya que puede aumentar las molestias.