Espirulina y otras algas, ¡conoce sus propiedades!

espirulina y algas

Las algas no eran demasiado conocidas ¡hasta ahora! Desde hace unos años, cada vez se ven más opciones de recetas que incorporan las algas. En forma de sushi, en las ensaladas… pero también en forma de complementos alimenticios. Algas como la espirulina han llegado para quedarse. Te contamos sus propiedades nutricionales, ¡sigue leyendo!

Las algas, ¿qué son?

Cuando hablamos de algas comestibles, en realidad estamos hablando de un conjunto muy amplio de variedades.

Por un lado, están las algas marinas, que son organismos pluricelulares parecidos a las plantas. Por otro lado, tenemos las microalgas que son organismos muy pequeños, unicelulares. Éstas pueden crecer también en agua dulce. La espirulina forma parte de este segundo grupo, junto con el alga chlorella o klamath.

Propiedades de la espirulina

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es una microalga de agua dulce, formada por cianobacterias. Se encuentra de forma natural en lagos cálidos de las regiones tropicales. Túnez, Chad, Etiopía; México, Perú; India, Sri Lanka… son algunos de los países en los que hay espirulina de forma espontánea.

Lógicamente, la espirulina también se puede cultivar. Para ello, hay que recrear las condiciones idóneas para su crecimiento. ¿Cuáles son? Agua dulce, templada y alcalina, rica en minerales.

Las cianobacterias que forman la espirulina se organizan formando filamentos. Filtrando el agua, se recoge la espirulina, formando una masa. Tras un proceso de secado, se obtiene un polvo que puede usarse de diversas maneras.

Valores nutricionales de la espirulina

La espirulina tiene una composición nutricional muy interesante. Te contamos sus principales nutrientes:

  • Carbohidratos: en la espirulina seca, el contenido en carbohidratos varia entre el 14 y el 19%. La mayoría son polisacáridos.
  • Proteínas: es el nutriente más importante en la espirulina. Representa un 60-70% del total. Casi la mitad de las proteínas son aminoácidos esenciales. Por ello, la espirulina se utiliza como complemento proteico en algunos productos o preparaciones.
  • Grasas: el contenido en grasas es menor al 10%.
  • Vitaminas: La espirulina destaca por su contenido en vitaminas del grupo B. Sin embargo, no puede considerarse adecuada como suplemento de B12 en personas vegetarianas o veganas. Contiene análogo de B12, una pseudo-vitamina que, aunque parece la misma B12, no consigue hacer sus funciones y puede enmascarar deficiencias. Las personas que sigan dietas vegetarianas o veganas deben tomar un suplemento específico de vitamina B12.
  • Carotenoides: la espirulina contiene una buena cantidad de betacaroteno o provitamina A. Su color cian es tan potente que oculta el color anaranjado de los alimentos ricos en betacaroteno, igual que pasa, por ejemplo, con las espinacas.
  • Clorofila: la espirulina contiene clorofila, un pigmento verdoso que le permite hacer la fotosíntesis. Mediante este proceso, la espirulina y otras algas y plantas consiguen convertir la luz solar en energía para vivir y crecer.

Cómo tomar espirulina

La espirulina se puede encontrar en distintas presentaciones: en polvo, en comprimidos, o en cápsulas. Algunos productos incorporan la espirulina como ingrediente: ya es posible encontrar galletas, barritas o bebidas con esta microalga. También se usa como colorante alimentario, ya que su color azul verdoso (color cian, de ahí “cianobacteria”) es muy apreciado y totalmente natural.

Usos tradicionales de la espirulina

¿Sabes que la espirulina se ha consumido durante siglos en algunas zonas del planeta? Por ejemplo, en Chad y Méjico el consumo tradicional de espirulina está bien documentado. Se alcanzan consumos de hasta 50g a la semana de esta microalga, en forma de polvo seco, según los estudios recogidos por el documento sobre espirulina de la ANSES (Agencia nacional de seguridad sanitaria de la alimentación, el medio ambiente y el trabajo, en Francia). En Chad, la espirulina se toma formando parte una salsa para acompañar el mijo. Curioso, ¿verdad?

La espirulina como suplemento

Existen muchos suplementos de espirulina. Lo mejor es confiar en marcas que aseguren un estricto control de calidad. Si quieres conocer más sobre la importancia que Grupo VivePlus le da a esto, puedes consultar nuestra sección  Innovación y Calidad. Tanto Vive+ como Vitalíssima tienen en su gama complementos a base de espirulina. Puedes optar por las cápsulas de Espirulina Vitalíssima, o por las cápsulas de Espirulina Vive+.

Algas marinas: propiedades y consumo

Las algas marinas comestibles son muy distintas de las microalgas. Para empezar, son organismos mucho más grandes, que recuerdan a una planta. En las zonas costeras, las algas son un alimento muy apreciado.

Por ejemplo, en Galicia, el cultivo de algas para consumo humano se ha cuadriplicado en los últimos 10 años. Pero países como Japón las algas son un ingrediente diario, en pequeñas cantidades, eso sí. Son ya conocidos por todos platos como el sushi, que incorpora el alga nori en el rollito de arroz.

Las algas, en general, son muy ricas en yodo, por lo que deben comerse de forma ocasional y en pequeñas cantidades, según las recomendaciones de los expertos.

Existen muchas algas diferentes, ¿te suena alguna?

  • Kombu: forma parte de varias recetas de caldos y sopas orientales. Se utiliza también para ablandar las legumbres durante la cocción.
  • Wakame: esta alga es la protagonista de las ensaladas de algas que sirven en muchos restaurantes asiáticos, aderezada con sésamo y aliño a base de salsa de soja.
  • Agar agar: en realidad, se trata de un tipo de fibra a base algas que sirve para gelificar. Es una alternativa vegetal a la gelatina clásica a base de pescado o de origen animal.
  • Nori: con esta alga se hacen los famosos makis, y uramakis del sushi. También se utiliza pulverizada, como condimento en otras preparaciones.
  • Fucus: esta alga se utiliza en forma de complementos a base fucus por su riqueza en yodo, cuando es necesario suplementar este nutriente.

 

¿Te animas a probar alguna alga? ¿Ya las has probado?