5 errores de maquillaje que te hacen parecer menos joven

: Descubre 5 errores que cometemos al maquillarnos y que nos suman años a nuestro rostro

Como a cualquier artista, cuando cogemos la brocha para resaltar nuestros puntos fuertes, podemos venirnos arriba y acabar destrozando sin querer nuestra obra de arte. Si quieres conocer algunos errores de maquillaje que pueden destrozar esta obra de arte, ¡no te pierdas este artículo!

Nuestra cara, antes de maquillar, es un lienzo en blanco. Saber escoger los productos, las herramientas y saber de qué manera resaltar sus puntos fuertes, hará que tu maquillaje sea un éxito. A continuación, te explicamos 5 errores que pueden hacer que parezcas menos joven a la hora de maquillarte, ¡algo que no queremos!

Errores a evitar al maquillarnos para no parecer menos joven

Base de maquillaje de tono inadecuado

Ni demasiado oscuro ni demasiado claro. El tono del maquillaje debe ser exactamente el del tono de nuestra piel. Es algo que puede parecer difícil, pero sólo te llevará un ratito más a la hora de escogerlo. Un consejo: aplica el maquillaje, y deja pasar unos minutos con tal de que se asiente para poder comparar el color real final que queda. Muchos maquillajes cambian ligeramente el tono cuando se exponen al aire, por eso es bueno que dejes pasar unos minutos para asegurarte el tono final.

Un color de labios demasiado oscuro

Un color de labios demasiado oscuro puede hacer que los labios parezcan demasiado finos y resecos y eso es señal de envejecimiento. Unos labios joviales son unos labios carnosos y naturales, esto se consigue con tonos nude, rosados o melocotón. ¡Ah! Y nada de perfilar los labios con un tono más oscuro que el del labial que vas a usar: eso también los afina. Usa mejor un perfilador del tono de la barra de labios.

Un colorete apagado

Eso es. El rubor, o colorete, debe ser de un tono que ilumine, que dote a la piel y al rostro de un tono vivo sin excedernos. Por eso hemos de huir de colores oscuros como los tonos marrones y declinarnos más por tonos neutros y alegres como los rosados o rojizos. Eso sí, al aplicarlo, no podemos tampoco pasarnos. Debe ser un toque sutil, desde el centro del pómulo hacia las sienes, para subir las mejillas, pero que no parezca que nos ha dado un golpe de calor.

Sombra aquí, sombra allá…

Maquíllate los párpados, pero no en exceso pues puede parecer que los párpados pesan y una mirada pesada es una mirada envejecida. Apuesta por sombras sutiles, en tonos nude o claros, ya que los tonos oscuros envejecen.

El toque del rímel

El rímel o máscara de pestañas, ayuda a que el ojo se vea más grande, pero eso sí, si queremos restarnos años, no aplicaremos la máscara en las pestañas inferiores para evitar que se marquen las arrugas o ojeras. Si usamos eyeliner, es aconsejable para el párpardo superior pero no para el inferior ya que además de empequeñecer el ojo, oscurece esta zona dando más sombra a la mirada, y por lo tanto un punto de madurez añadido.

Y algo que puede ayudar a mantener la piel de tu rostro en perfecto estado para aceptar cualquier maquillaje es un complemento alimenticio para tu dieta equilibrada: Colágeno+ácido hialurónico. El colágeno ha demostrado reducir la apariencia de las arrugas y mejorar la elasticidad y estado de la piel en general. El ácido hialurónico a su vez es un compuesto que se encuentra principalmente en la piel y que juega un papel fundamental en el envejecimiento cutáneo.  ¡Es una buena manera de cuidar más la piel!

En definitiva, si quieres evitar sumar años a tu rostro, huye del lado oscuro, busca tonos naturales y más vivos, alegres. La idea es parecer muy natural, fresca y jovial. Con estos trucos, ¡eres toda una experta en el maquillaje! 😉