Ejercicios de tonificación

Sí se puede conseguir un vientre plano

Tener el vientre plano es uno de los objetivos más buscados cuando se acerca el verano, es habitual empezar a comer mejor y hacer un poco de deporte con el motivo de la popular operación bikini. ¿Quieres saber cómo conseguir un vientre plano? Sigue leyendo y encontraras algunos consejos.

Como ya sabes, una alimentación equilibrada acompañada de un estilo de vida activo es la base para conseguir tu objetivo, pero… ¿esto qué significa?

El termino alimentación equilibrada viene a decir que dentro de la dieta y alimentación del día a día se incluyen diferentes grupos de alimentos en las cantidades recomendadas. Es decir, que las comidas principales incluyan los tres grupos de alimentos y se adaptan a las proporciones, siguiendo el método del plato, la mitad de vegetales, un cuarto de cereales como pan, pasta, arroz, patata o legumbre y un cuarto de alimento proteico como carne, pescado y huevo. Además, durante el día se deben tomar dos o tres raciones de fruta fresca y la hidratación tiene que ser a base de agua.

Puedes añadir a tu alimentación equilibrada algún complemento nutricional específico para ayudarte a conseguir tu objetivo. Stop Hambre contiene glucomanano, conocido por su poder saciante y que junto con el hinojo ayuda a controlar la sensación de hambre; o Reduplus, otro complemento elaborado con faseolamina, una glucoproteína a la que se le atribuye la propiedad de reducir la absorción de carbohidratos.

Un estilo de vida activo se considera aquel en el que no predominan actividades sedentarias como ver la tele, o leer un libro tranquilamente en el sofá o la cama, si no que son actividades más de tipo lúdico y deportivo, como pasear al menos una hora, ir a correr, en bicicleta o a nadar, ir al gimnasio a hacer actividades dirigidas

Pero, aunque estos dos son los grandes pilares de un estilo de vida saludable, ¿qué más puedes hacer para tener un vientre plano? Puedes hacer varias repeticiones diarias de distintos tipos de ejercicios abdominales.

Ejercicios para el vientre plano

Abdominales clásicos

Estírate boca arriba y flexiona las piernas a unos 90º, pon tus manos cruzadas sobre los hombros, y con la fuerza del abdomen, incorpora el torso hasta que estés perpendicular al suelo, vuelve a estirarte lentamente manteniendo la fuerza en el abdomen. Repite varias veces.

Plancha

Estírate boca abajo y pon las manos a la altura de los hombros. Levanta el cuerpo con los brazos estirados de manera que las manos queden debajo de los hombros, y pon la cabeza recta sin forzar el cuello. Aguanta durante al menos 20 segundos, descansa y repite

Levantamiento de piernas

Estírate boca arriba con los brazos estirados por encima de la cabeza. Sube los dos pies juntos lentamente hasta que las piernas queden a 90º, mantén 5 segundos y baja las piernas lentamente. Repite varias veces.

Burpees

Ponte de pie con el peso repartido en las dos piernas, agáchate y pon las manos a los lados de tus pies, estira las dos piernas a la vez hasta la posición de plancha, vuelve a recoger las piernas y levántate de un salto para finalizar. Repite varias veces.

Abdominales reversos

Siéntate con las piernas separadas por un palmo y las rodillas dobladas y apóyate en las palmas de las manos, levanta la cadera al máximo, mantenla tres segundos y vuelve a bajar. Repite varias veces.

Además de estos ejercicios puedes aumentar la movilización de tus reservas con Carnitina, un aminoácido muy conocido por su papel en el transporte de ácidos grasos de cadena larga al interior de nuestras células para que puedan ser aprovechados como energía.

Recuerda que los resultados no aparecen de un día para otro, si no que hay que mantener el ritmo un tiempo antes de que aparezcan, así que ¡no te rindas y consigue tu vientre plano!