Glosario: E

 

Equinácea
Echinacea sp. pl.

La equinácea es una de las plantas medicinales más empleadas en el mundo. Contiene principios activos con habilidad para estimular nuestras defensas, por lo que se ha usado tradicionalmente para acortar la duración de los resfriados y reducir los síntomas de gripes y catarros.

De origen norteamericano, la equinácea era empleada por los indios nativos para luchar contra infecciones y tratar heridas. Se trata de una planta robusta, de la que se utiliza la raíz para extraer los ingredientes terapéuticos. Los principios activos de la equinácea actúan de forma combinada estimulando el sistema inmunitario. Los más destacados son el polisacárido inulina, las alquilamidas y el ácido chicórico.

Propiedades:

Aunque el mecanismo de acción de esta planta no es completamente conocido, parece que sus principios activos funcionan activando los mecanismos no específicos del sistema inmunológico, ocasionando una mayor actividad de las células responsables de las defensas del organismo. Por ello, la equinácea tiene un efecto inmunoestimulante, es decir, favorece la actividad del sistema inmunológico. Sus indicaciones tradicionales son en el tratamiento de resfriados, catarros o gripes. Actualmente, los estudios corroboran estas propiedades, ya que muestran que la equinácea reduce la duración de catarros y gripes y mejora sus síntomas.

En el laboratorio, los principios activos de la equinácea muestran también una actividad inhibitoria de la inflamación.

Los especialistas en fitoterapia no recomiendan consumirla durante  más de 2 meses, ya que pasado este tiempo no se logra mejorar su efecto inmunoestimulante.

Precauciones: no se recomienda el uso de equinácea en personas con enfermedades autoinmunes, hepatopatías, ni durante el tratamiento farmacológico con corticoides o ciclosporinas. Su uso durante el embarazo está desaconsejado.

Espirulina

La espirulina es una pequeña alga azul-verdosa con forma de espiral. Contiene una gran riqueza de nutrientes, en especial de vitaminas y minerales que la hacen interesante como complemento alimenticio.

La riqueza de la espirulina en proteínas ha sido demostrada en algunos estudios, así como su contenido en hierro y betacarotenos. Además, contiene aminoácidos (triptófano, lisina, arginina, metionina y fenilalanina), vitaminas (sobre todo del grupo B y en menor cantidad E), sales minerales (hierro, zinc, magnesio, calcio y selenio), oligoelementos y ácidos grasos esenciales, así como carotenoides, esteroles, xantofilina y mucílagos..

Propiedades:

Tradicionalmente se ha utilizado en preparaciones deportivas, ya que se le otorga capacidad para suprimir la sensación de hambre y soportar el esfuerzo físico debido a su alto contenido en proteínas, y se le atribuye, también, capacidad para contribuir a aumentar y conservar la masa muscular.

Las características nutricionales de la espirulina sugieren que es una buena opción como aporte nutricional extra en etapas de alta demanda física y/o intelectual y, su contenido en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales se ha relacionado con propiedades para paliar carencias si se sigue una dieta desequilibrada o en dietas de adelgazamiento, aportando energía y vitalidad. También se ha recomendado en dietas para el control de peso,  debido a su poder saciante gracias a su contenido en mucílagos, nutrientes que además tiene efecto antiinflamatorio, protector de mucosas y laxante.

Su aporte en hierro, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B (todos ellos necesarios para la fabricación de glóbulos rojos) sugieren que es un complemento útil en casos de anemia. Debido a su riqueza nutricional, la espirulina también se ha utilizado tradicionalmente para reforzar la piel, las uñas y el cabello.

Se cree que la espirulina podría ser utilizada como inmunoestimulante. Debido a su contenido en vitamina E, ácidos fenólicos y betacarotenos, se ha sugerido su capacidad como agente antitumoral y antienvejecimiento celular debido a la reducción de la formación de radicales libres. Se cree que puede mejorar la respuesta inmunológica en general.

En el laboratorio se ha visto que presenta acción contra ciertos virus, que regula el metabolismo lipídico y de carbohidratos, y que puede actuar como vasodilatador.

Precauciones: Las personas con hiperuricemia deberían tener cuidado a la hora de tomar complementos a base de espirulina debido a su elevado contenido en proteínas.