Controla tu peso disfrutando con las recetas más veraniegas

recetas veraniegas

Con la llegada del periodo estival la naturaleza nos ofrece una amplia variedad de hortalizas, frutas y verduras que aportan frescor a nuestros platos. Estos alimentos son ricos en agua, vitaminas, minerales y antioxidantes y bajos en kilocalorías, por lo que nos ayudan a mantener un peso saludable. Además, las recetas veraniegas propias de nuestra dieta Mediterránea no requieren de mucho tiempo de elaboración y llenan nuestra mesa de color y antioxidantes. Es una perfecta ocasión para disfrutar comiendo a la vez que controlamos el peso para llegar al final de las vacaciones sin esos quilos de más. Te sugerimos unas sencillas recetas de platos únicos para que disfrutes del sabor del verano. ¿Te apuntas?

  • Recetas fáciles para el verano.

1. Tabulé de quinoa con salmón ahumado, frutos secos y menta fresca.

La quinoa es un alimento completo y nutritivo, que cada vez es más conocido en nuestro país. Este delicioso plato frío es ideal para dejar listo en la nevera para disfrutar al volver de la playa o de una excursión en la montaña.

Ingredientes: quinoa, tomates, nueces, pepino, rabanitos rojos, uvas pasa, salmón ahumado y hojas de meta fresca.

Coloca la quinoa en un colador y ponlo bajo el chorro de agua del grifo hasta que deje de aparecer espumilla. Hierve la quinoa con una pizca de sal unos 15 minutos aproximadamente. Mientras tanto aprovecha para cortar el resto de ingredientes en trocitos pequeños. Pasados los 15 minutos, escurre la quinoa y ponla en una ensaladera junto el resto de ingredientes. Antes de servir añade aceite de oliva virgen.

Para cerrar este menú, te recomendamos una pieza de fruta fresca o una rodaja de sandía. ¡Ligero y refrescante!

2. Ensalada griega de legumbres, semillas y queso fresco.

Las legumbres son un ingrediente perfecto para platos únicos por su aporte de carbohidratos saludables, proteína vegetal y fibra.

Ingredientes: garbanzos o las legumbres que tengas en casa, cebolla roja, queso fresco, aceitunas negras, pepino, lechuga, tomate, zanahoria, semillas de calabaza y girasol, perejil.

Las legumbres puedes cocerlas en casa o comprarlas listas para comer. Lo importante es que estén bien escurridas para que no quede la ensalada aguada. Corta en cubos todos los ingredientes excepto las aceitunas. Prepara un aliño con aceite de oliva virgen, un poco de zumo de limón, sal y perejil picado.

Mezcla bien todos los ingredientes en un bol y ve vertiendo poco a poco el aliño para que quede bien incorporado. Por último, añade unas semillas de calabaza y girasol para aportar un toque crujiente.

Una copa de yogur natural bien frío con cerezas deshuesadas será el final perfecto para este menú mediterráneo.

3. Brocheta de gambas y fruta.

Confecciona unas brochetas con un toque exótico en unos pocos minutos. A los pequeños de la casa les encantará ayudar a montar las brochetas.

Ingredientes: gambas peladas, rábanos, albaricoques, pimientos verdes y rojos.

Corta en láminas del grosor de un dedo los rábanos y los pimientos.  Pela y parte los albaricoques por la mitad. Si lo prefieres puedes añadir otra fruta como manzana o pera. La fruta le dará un toque dulce al plato.

Coloca los ingredientes en las brochetas de manera alterna para que la presentación quede atractiva. Pon un poquito de aceite de oliva en la sartén y cocina las brochetas.

Una vez en el plato, alíñalas con un poco de aceite de oliva y sal. Para acompañar, una guarnición de arroz integral basmati y verduras al vapor completarán el plato.

Para el postre, te sugerimos una macedonia de sandía y melón. ¡Rápido y delicioso!

  • Mantener el peso en vacaciones.

Mantener un peso saludable en verano comiendo bien no es difícil si se organizan las comidas y se adoptan hábitos saludables. Aunque las vacaciones son una época propicia para las comidas fuera de casa, lo importante es escoger aquellos platos que estén compuestos por hortalizas y verduras. Para saber más, el artículo “Perder peso, ganar salud” puede resolver dudas sobre la planificación de menús. Y si necesitas una apoyo extra, los productos a base de glucomanano, café verde o mate pueden ayudarte en tus propósitos.

Disfrutar de todo el sabor del verano sin preocuparte de la talla del pantalón puede ser fácil, ¿verdad?

 

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *