5 consejos para cuidar tus articulaciones

consejos para cuidar de las articulaciones

Las articulaciones permiten que el cuerpo se mueva (por ejemplo, para doblar un brazo), y a la vez tienen funciones de amortiguación y soporte en nuestra estructura corporal. Con la edad, y según los movimientos que hagamos, algunas articulaciones pueden sufrir desgaste, ocasionando dolor o reduciendo la movilidad. ¡Pero no hay que esperar para empezar a cuidarlas! Si nuestro trabajo o deporte favorito incluye movimientos repetidos o de fuerza, podemos tomar medidas para mantenerlas en plena forma para el futuro. ¿Cómo? Te damos algunos consejos para proteger las articulaciones y mantenerlas flexibles.

Tips para proteger las articulaciones

Haz ejercicio evitando actividades de impacto

Incluso en las actividades cotidianas, podemos prevenir problemas articulares prestando atención a algunos movimientos. Por ejemplo, ¿sabías que bajar escaleras de forma repetida puede ser perjudicial para las rodillas? Al bajar un escalón, se genera un impacto en la rótula, cosa que no ocurre cuando lo subimos.

En el ámbito deportivo, para proteger las articulaciones, resulta más sensato optar por actividades suaves, ¡sin dejar de ejercitarse! Una musculatura tonificada ayuda a la estabilidad y la protección de las articulaciones.  Te ponemos unos ejemplos:

Deportes con mayor impacto:

  • Baloncesto
  • Running
  • Fútbol
  • Tennis
  • Deportes que incluyan saltos

Deportes con menor impacto:

  • Actividades acuáticas
  • Bicicleta
  • Elíptica
  • Marcha
  • Actividades con movimientos suaves y continuos

 

Peso saludable para articulaciones sanas

Mantener un peso adecuado es una recomendación básica para un estilo de vida saludable, pero cuando se tienen problemas articulares, cobra especial importancia. Las articulaciones de las personas con sobrepeso tienen que soportar una carga extra, lo que hace que estén más expuestas a sufrir dolores o desgastes. Además, cuando aparece dolor, se hace más complicado mantener un estilo de vida activo, lo que puede agravar el sobrepeso si no se recibe consejo experto. Si es tu caso, consulta con un profesional sanitario para que te ayude a alcanzar un peso saludable.

 

Escoge un calzado cómodo y adaptado

Si queremos proteger tobillos, rodillas y caderas y evitar dolores de espalda, los zapatos no solo deberán ser bonitos, sino cómodos y ergonómicos. Los especialistas recomiendan no abusar de los tacones, especialmente si miden más de 4 cm, para no sobrecargar el pie ni forzar malas posturas. Pero los zapatos completamente planos, tipo bailarinas, tampoco se recomiendan por su falta de sujeción y por no proveer una amortiguación suficiente.

¿Cómo deben ser entonces el calzado? Lo recomendable, en un pie sano, es un tacón de unos 3 cm, con puntera redonda y amplia; el empeine y el talón deben quedar bien sujetos. La suela debe ofrecer estabilidad y, a poder ser, amortiguación. En el caso del calzado deportivo o pies con patología, puede ser una buena idea consultar un podólogo para asegurarnos de escoger un zapato o unas deportivas que se adapten perfectamente a nuestras necesidades.

 

Alimentación saludable, ¡siempre!

Una alimentación saludable influye indudablemente en el estado de salud general. Pero ¿existen alimentos para cuidar las articulaciones? La respuesta es que las articulaciones están formadas de tejidos que contienen colágeno, ácido hialurónico… y estas sustancias necesitan a su vez nutrientes para estar en plena forma. Por ejemplo, la vitamina C es necesaria para la formación del colágeno. Puedes encontrar estos nutrientes en el producto Colágeno + Magnesio de Vive+, que además contiene ácido hialurónico y vitamina C. ¡Recuerda que los complementos alimenticios no sustituyen una alimentación equilibrada!

Además, en patologías reumáticas como la artritis, los nutricionistas recomiendan una dieta mediterránea rica en alimentos vegetales, frutos secos y pescado azul. Los antioxidantes y las grasas saludables como el omega 3 parecen tener un efecto antiinflamatorio, como indica la Arthritis Foundation, lo que puede ser de ayuda.

 

Complementos para las articulaciones: cúrcuma, bambú, silicio y zinc

Existen también aliados naturales para mantener la flexibilidad y el buen estado de las articulaciones y los huesos. Por ejemplo, la curcumina, el extracto de la planta Curcuma longa, se relaciona con una acción beneficiosa, especialmente si se combina con pimienta negra, pues ayuda a su absorción. Por eso, Vive+ incluye en su gama Cúrcuma con Silicio + Pimienta y Zinc, un complemento alimenticio que cuida y protege tus articulaciones gracias a sus ingredientes:

  • Cúrcuma: ayuda a mejorar las molestias musculares y de las articulaciones
  • Bambú: beneficioso para los huesos, cartílagos y articulaciones. Gracias a su contenido en Sílice, contribuye a la formación del cartílago y huesos. Ayuda a recuperar la movilidad y flexibilidad de las articulaciones.
  • Zinc: contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

 

Con estos consejos, ¡que nada te pare! Cuidar de las articulaciones es una apuesta de futuro.