¿Conoces el Aloe Vera?

aloe vera

Champú con aloe, crema corporal con aloe, bebidas refrescantes a base de aloe, pasta de dientes con aloe… en estos últimos años la popularidad del aloe vera ha crecido rápidamente, y no son pocos los productos que la incorporan en sus fórmulas. Pero ¿por qué esta planta se ha hecho tan popular? La razón es sencilla: el gel que las hojas albergan en su interior tiene múltiples virtudes. ¿Quieres que las repasemos?

El aloe vera es una planta de origen tropical y subtropical. Existen dos tipos de aloe: el aloe del Cabo (Aloe ferox) y el Aloe Vera, oriundo del este y sur de África, del que vamos a hablar en este artículo. Las dos plantas se diferencian principalmente por el tamaño (mayor en Aloe ferox) y en el color de las flores, ya que la primera tiene flores rojas y la segunda, amarillas. El aloe vera se cultiva actualmente en varios países de zonas cálidas, y es posible que muchos de vosotros tengáis una planta de aloe en el balcón. Pero, además de ser una planta decorativa y no que no requiere muchos cuidados, el aloe se ha usado durante años por sus propiedades. Y es que el aloe vera puede utilizarse por vía interna, es decir, tomarlo como complemento alimenticio, o bien por vía externa, aplicado sobre la piel.

Gel de aloe para aplicar en la piel

Si cortas una hoja de aloe vera, verás que en su interior hay un gel transparente: es el gel de aloe vera. Este gel contiene básicamente agua y mucílagos, un tipo de fibra que le aporta su textura suave, acuosa y gelatinosa. Además, contiene aminoácidos, vitaminas y otras sustancias interesantes desde el punto de vista de los remedios tradicionales para la piel. Puedes encontrar gel de aloe vera de calidad ya envasado y listo para usar en muchas tiendas, supermercados y parafarmacias.

¿En qué ocasiones podemos usar el gel de aloe en la piel? Su contenido en mucílagos, hacen del gel de aloe vera una buena opción como emoliente, es decir, como suavizante de la piel. Además, se le atribuye un efecto antiinflamatorio y cicatrizante.

  • Aftersun

A todos nos gusta la playa y el sol, pero nuestra piel no siempre lo disfruta. Cuando nos hemos excedido con el sol y la piel está enrojecida, el aloe vera puede utilizarse para aliviar y desinflamar la piel dañada. Se recomienda aplicarlo varias veces al día y, si se quiere añadir un efecto refrescante, se pude guardar el envase en la nevera para un plus de frescor.

  • Eccema

Las personas con eccema suelen tener zonas de la piel enrojecida y anormalmente seca. El aloe vera, aplicado sobre estas lesiones, ayuda a calmar la piel y suavizarla.

  • Pequeños rasguños

También se utiliza como cicatrizante ante pequeños rasguños o arañazos. Una vez lavada la zona, se puede aplicar el gel varias veces al día, ¡verás lo rápido que cicatriza la herida!

  • Regeneración de la piel

Muchas cremas y lociones incorporan el aloe vera como ingrediente. Puedes añadir un poco de gel de aloe a tu crema antes de aplicarla para beneficiarte de sus propiedades regeneradoras.

  • Aftershave

Por su textura fresca y sus propiedades, el gel de aloe vera puede usarse como loción después del afeitado. Ayudará a reducir la irritación y a calmar cualquier pequeña herida que haya podido ocasionarse durante el afeitado.

Aloe vera como complemento alimenticio

El aloe vera también se consume como complemento alimenticio, en forma de viales, o como alimento, en forma de bebida o bien en trocitos desecados. Puedes encontrar viales de Aloe Vera en la nueva gama Vive+ Advance.

El aloe se ha utilizado tradicionalmente para varios usos, que incluyen:

  • Bienestar intestinal

El zumo de gel de aloe vera apto para el consumo tiene una ligera acción laxante

  • Protector y regenerador de la mucosa gástrica

En casos de ardor o gastritis el aloe puede ser de ayuda. Su acción antinflamatoria y su capacidad para regenerar tejidos puede calmar y ayudar a la recuperación de la mucosa del esófago y del estómago.

  • Salud bucal

El aloe también tiene aplicaciones en la salud bucal. En caso de necesitar tratar pequeñas heridas o llagas, se puede acelerar la cicatrización y tratar estas lesiones enjuagándose la boca con zumo o gel de aloe vera en forma de complemento alimenticio.

  • Depurativa

Por su efecto sobre la digestión, tradicionalmente se ha considerado que el aloe vera podía ayudar a depurar el cuerpo.

 ¡Ya no volverás a mirar igual a ese aloe vera que tienes en el balcón! Sus hojas esconden múltiples beneficios. ¿Ya lo has probado?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *