Cómo potenciar una actitud positiva

Cómo potenciar una actitud positiva

¿Sabías que ser una persona más positiva puede mejorar tu calidad de vida? El optimismo nos permite ver la vida con unos mejores ojos y no ver las cosas tan negras. Es cuestión de actitud, y hoy te proponemos algunos trucos para potenciar una actitud positiva.

15 trucos para ser más positivo

Medita

La meditación puede incrementar tu actitud positiva. Meditando puedes encontrar una conexión entre tu interior más profundo y tu exterior, y aprender a deshacerte de los pensamientos y actitudes negativas y quedarte con las positivas. Puedes leer más sobre cómo la meditación puede generar energía.

 

Practica la generosidad

Ser generoso con la gente que te rodea puede ayudar a que te sientas bien contigo mismo y además genera una ola positiva en tu entorno. Esto siempre ayuda a tener pensamientos más positivos.

 

Ejercita tu cuerpo

Hacer actividad física de forma regular ayuda a tener una actitud más positiva, ya que el ejercicio ayuda a liberar endorfinas a la sangre.

 

¡Mímate!

Tómate ratitos para ti, haz cosas que te gusten y te relajen. Date un baño de espuma relajante, ve a hacerte un masaje, o incluso ¡hazte tú tus propios auto-masajes … No está nada mal darse un capricho de vez en cuando.

 

Lee un buen libro

Escoge un libro que te aporte pensamientos positivos, puede ayudar te a relajarte y desconectar del ajetreo del día a día.

 

Visualiza tus metas

Ten en mente siempre a donde te diriges, donde quieres llegar y lo que quieres conseguir. Busca el mejor camino para llegar a tus metas, seguro que lo vas a conseguir. Estas vacaciones, puedes aprovechar para hacer balance y reconectar con tu interior.

 

Evita los pensamientos negativos

A veces pueden aparecer pensamientos negativos rondado por la cabeza, en esas ocasiones debes intentar pensar en otra cosa. Un truco es usar una estrategia para pensar en otra cosa, como leer un buen libro, mirar una película o una serie que te distraiga, escuchar música…

 

Pide ayuda cuando la necesites

Si te ves sobrepasado o agobiado con algún tema, pide ayuda. Seguro que encuentras algún familiar o amigo que te pueda echar una mano sin problema.

 

Alégrate por tus seres queridos

Alégrate por las cosas buenas de tu familia y amigos a parte de las tuyas, compartir la felicidad de tus seres queridos puede ayudar a sentirte mejor.

 

Busca la solución más adecuada para los problemas

Si tienes algún problema no te desanimes, todo tiene más de una solución. Coge perspectiva y seguro que encontrarás una buena solución.

 

Acepta las imperfecciones

Recuerda que la perfección no existe, siempre vas a encontrar pequeños detalles que no te gusten o no te parezcan ideales. Disfruta de las imperfecciones de la vida.

 

Agradece todas las cosas positivas que te pasan en un día

Anota en una libreta todas aquellas acciones o cosas positivas y que te hacen ser bien durante un día. En general se tiende a ignorar muchas cosas positivas y centrase en las negativas, cuando en realidad son más abundantes las positivas.

 

Toma tus propias decisiones

Recuerda que tú eres el dueño de tu vida. Escoge las decisiones que mejor te vayan y sean más positivas y enriquecedoras para ti.

 

Rodéate de la gente que te quiere

Verás que pasar un buen rato con tus seres queridos puede ayudar a olvidarte de todo y mejora tu estado de ánimo y positiviza tu mente.

 

Tómate los problemas pequeños con humor

Habitualmente se tiende a hacer una montaña de un grano de arena, muchos pequeños problemas tienen soluciones relativamente sencillas, pero con el estrés y el agobio son difíciles de ver. Toma distancia y relativiza las cosas. Además sonreír y reír tiene efectos positivos sobre tu ánimo y tu cuerpo, como te contamos en motivo del Día Internacional de la Felicidad.

Además, si necesitas un empujoncito extra para recuperar la ilusión, además de practicar estos trucos,  puedes contar con aliados naturales a base de ingredientes como el triptófano.

Ya sabes, utiliza estos trucos para dejar de lado la negatividad en tu vida y disfrutar al máximo de las cosas positivas. ¡Todo en la vida es cuestión de actitud!