Cómo empezar a entrenar

cómo empezar a entrenar

Realizar ejercicio tiene importantes efectos positivos sobre nuestra salud. Una persona activa tiene mayor flexibilidad, una actitud más positiva, sensación de energía y niveles reducidos de estrés. Si te has decidido empezar a entrenar, te damos las pautas para realizar ejercicios de forma saludable.

 

Pautas para empezar a entrenar

Empezar poco a poco

Si llevas mucho tiempo sin realizar ejercicio físico, lo mejor es que empieces a tu ritmo. De hecho, con dedicar unas dos o tres horas semanales es suficiente.

Todo ejercicio suma

Si no tienes mucho tiempo para ir al gimnasio o realizar entrenamientos durante mucho tiempo, no pasa nada. Puedes dedicarle el tiempo que necesites cada día. Además, ¡todo cuenta! Desde subir las escaleras, realizar 15 minutos de estiramientos, correr durante media hora, etc. Movernos aporta beneficios para la salud y ayuda a tener un bue ritmo cardíaco. Lo importante es moverse acorde a tus horarios y ritmo de vida.

 

Aliados naturales para prevenir lesiones

Las plantas y otros ingredientes pueden ayudarnos a prepararnos para el ejercicio y que prevengan las lesiones. Te decimos los más importantes.

Cúrcuma y Zinc

La cúrcuma ayuda a mejorar las molestias musculares y de las articulaciones. El Zinc contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Estos ingredientes pueden ayudar a recuperar la movilidad y flexibilidad de las articulaciones tras una actividad física. Puedes probar nuestra Cúrcuma con Silicio + Pimienta negra y Zinc Vive+.

Magnesio y Vitamina C

El magnesio es un mineral que nuestro organismo lo necesita para funcionar correctamente. Interviene en la relajación muscular y reduce el cansancio y la fatiga. La Vitamina C participa en la síntesis de colágeno y carnitina con el fin de mantener el tejido conectivo y los huesos. Puedes probar nuestro producto Magnesio con Vitamina C Vive+.

 

Cómo alimentarte si empiezas a entrenar

Alimentación antes del ejercicio

El objetivo de comer antes de activarnos es alcanzar un buen nivel de glucosa en la sangre y que se sostenga en el tiempo. Los alimentos más recomendados son los que contienen carbohidratos complejos. Por ejemplo, los elaborados con harinas o cereales integrales. Es importante que sean de fácil digestión para no tener problemas de corte de digestión cuando empecemos a hacer el deporte.

Alimentación durante el ejercicio

Es importante recuperar energía y nutrientes que ayuden a retrasar la fatiga. Para ello, lo mejor es hidratarse correctamente. Beber agua ayuda a regular la temperatura corporal y a que el cuerpo recupere las sales minerales que necesita. Si vas a dedicar un tiempo prolongado para ejercitarte, lo ideal es que consumas en la mitad de tu sesión carbohidratos que contengan azúcares sencillos (como los frutos secos o la fruta).

Alimentación tras el ejercicio

¿Sabías que las dos primeras horas tras el ejercicio son muy importantes? En este tiempo el cuerpo absorbe más nutrientes. Es el momento para recuperar os nutrientes que hemos perdido. Tomar fruta es muy recomendable. Al igual que consumir alimentos que aporten carbohidratos complejos para recuperar nuestras reservas musculares.

 

Cómo correr de forma saludable

Si has decidido sumarte a la moda de realizar running por tu ciudad, ¡enhorabuena! Te damos algunos consejos para que puedas correr de forma saludable. ¡Toma nota!

Estiramientos

Es muy importante que tanto antes de empezar a correr o realizar cualquier otra actividad y después se realicen estiramientos. Antes del ejercicio para preparar al músculo antes de un esfuerzo físico. Y justo después porque no es bueno parar de hacer una actividad física de golpe. Las articulaciones y los músculos necesitan estirarse y entrar en frío lentamente para evitar lesiones o agujetas.

La postura correcta

Para evitar molestias en el cuello, la espalda y en otras zonas de nuestro cuerpo te damos la postura correcta para realizar running sin lesiones. La pelvis ligeramente colocada hacia atrás, el tronco lo más recto posible (procura no encorvarte para evitar molestias de espalda), la cabeza erguida y la mirada al frente, los brazos flexionados 90 grados y junto al cuerpo.

Ropa y calzado recomendado

La ropa que uses debe ser holgada y cómoda para poder moverte. Las zapatillas deben ser cómodas y aptas para correr. Procura que la suela sea un poco acolchada para absorba bien los impactos de tus pisadas. Es recomendable que lleves calcetines de algodón y prendas con este material ya que absorben mejor el sudor y permiten que la piel transpire.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener una vida activa saludable y libre de lesiones. Recuerda empezar a entrenar poco a poco y ya verás como notarás pronto los beneficios del bienestar en tu cuerpo.