Cambio horario, ventajas e inconvenientes

Cambio horario

El próximo domingo 29 de octubre entrará en vigor el horario de invierno: a las 3 de la madrugada serán las 2. ¿Porqué cambiamos el horario? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes? ¿Tiene algún efecto sobre nuestro estado de ánimo?

¿Cómo empezó el cambio de hora?

Parece ser que Benjamin Franklin, embajador de los Estados Unidos en Francia y Suecia, fue el impulsor del cambio de hora. Después de despertarse varias veces a las 6 de la mañana por la luz resplandeciente del sol que entraba por su ventana, se dio cuenta de la cantidad de aceite (que entonces se utilizaba para alumbrar) que se podría ahorrar durante la noche si la gente se despertara antes y, por tanto, aprovechara esa luz natural.

No obstante, no fue hasta la I Guerra Mundial cuando se puso en marcha el cambio de horario, trasladándose luego a varios países. Alemania fue el primer estado que aprobó el cambio horario para reducir las horas de iluminación artificial, aunque otros estados no tardaron en establecer lo mismo.

Posteriormente, en la II Guerra Mundial, Estados Unidos obligó a todos los estados miembros a establecer el mismo horario para ahorrar recursos durante la guerra. No obstante, no fue hasta llegar a 2005, que se promulgó la ley de política energética, que obligó a extender el horario de verano a partir de 2007.

 

Pros y contras del cambio de horario

Cada año, en el mes de otoño, atrasamos nuestros relojes una hora. El principal motivo es el aprovechamiento de luz y, es que, cuando nos levantamos para ir a trabajar o llevar a nuestros hijos al colegio en lugar de gastar tanta luz artificial, atrasando el reloj una hora podemos aprovechar la luz natural de los rayos de sol. Pero realmente, ¿cuáles son las ventajas y los inconvenientes de este cambio?, ¿aprovechamos realmente la luz de la mañana y ahorramos? o, por lo contrario, ¿encendemos más la luz por la tarde y gastamos igual?

 

¿Ahorro energético?

  • Ahorro energético y económico. Es el motivo principal por el que se implanto este horario. Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los cambios podrían suponer un ahorro del 5% del consumo eléctrico, ya que al amanecer más temprano, se aprovechan más horas de luz. Este ahorro energético, se traduce en un ahorro económico que se estima en 300 millones de euros. Esto podría contribuir a una menor contaminación ambiental.

 

  • CONTRA. Aunque los defensores del cambio de horario lo justifiquen por el ahorro, son muchas las personas que ponen esto en entredicho. Es cierto que cuando se implantó la propuesta si que había un ahorro, no obstante, en los tiempos que vivimos, este ahorro es mínimo, ya que son muchas las personas que al llegar una hora “antes” a casa usan aparatos electrónicos una hora más y, por tanto, aunque se ahorre por la mañana, se gasta más por la tarde-noche.

 

¿Tu cuerpo lo nota?

Muchas personas afirman notar el cambio de hora en su cuerpo. Para evitar estas sensaciones existen algunos truquillos para tener en cuenta. En el artículo ¿Te adaptas bien al cambio de hora?, te lo contamos.

  • PRO. Mejor adaptación fisiológica a los cambios. Algunos consideran que el cambio de hora, y con él, la alteración de los ritmos biológicos pone en marcha la capacidad corporal para adaptarse a los pequeños cambios, lo que podría ayudar a las defensas y hacer que esté mejor preparado para responder a agresiones externas.

 

  • CONTRA. Problemas en la salud. Muchos expertos en salud advierten de los problemas que se pueden derivar del cambio de horario. En un estudio donde se evaluó el Impacto de la aplicación del horario de verano en la sociedad mexicana se vio que podía provocar desde alteraciones del sueño, hasta cambios en el estado de ánimo y problemas de concentración, traduciéndose en una disminución en el rendimiento físico e intelectual transitoria. Según sus detractores, puede aumentar la fatiga y provocar trastornos digestivos.

 

¿Cómo afecta al estilo de vida?

  • Más tiempo de ocio. Los defensores del cambio de hora opinan que, que el día tenga más horas de luz anima a las personas a hacer más actividad al aire libre con amigos y familia. Además, hace que los turistas estén más rato paseando por las calles y, por tanto, potencian la economía de los negocios y transportes públicos.

 

  • CONTRA. Agricultura. En invierno, que con el cambio de horario amanece más tarde, hay personas del sector de la agricultura y ganadería que alegan que al tener menos luz en la mañana no pueden empezar su trabajo a tiempo. De igual manera, indican que el ganado se ve afectado por que les cuesta más trabajo acostumbrarse al nuevo horario.

Como hemos visto, el cambio horario no solo afecta a nuestro reloj y horarios, sinó que suscita opiniones diversas ¿Y tú, estás a favor o en contra del cambio horario?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *