Alimentos de temporada, ¡aprovéchate de sus nutrientes!

¡Ha llegado la primavera que la sangre altera! Es momento de decir adiós al frío invierno que hemos vivido este año y darle la bienvenida a la nueva y florecida estación. Los días empiezan a ser más soleados y el cuerpo lo nota, apetece vivir cada día al máximo, nos sentimos más enérgicos y con ganas de comernos el mundo. Además, es momento de disfrutar las mejores frutas y verduras de temporada. Hoy te lo contamos todo sobre las frutas y verduras de primavera. ¿Te lo vas a perder?

Frutas y verduras de primavera

Las frutas y las verduras por su excepcional composición de nutrientes son alimentos necesarios en nuestra dieta. De hecho, los especialistas recomiendan un consumo de 3 raciones de verduras y 2 de frutas diarias.

¿Sabías que la fresa es una fruta típica de estos meses? Pues como ella, algunas frutas y verduras se encuentran en su punto óptimo de maduración durante la primavera. Pero ¿por qué es importante tener en cuenta su estacionalidad? Muy sencillo, porque es entonces cuando se encuentran en su mejor momento y podemos disfrutar más de sus nutrientes y de su sabor. Además, durante este tiempo son bastante más económicas, por lo que comprarlas ahora puede ser muy positivo para nuestro bolsillo.

Fresa

Como muy bien sabes ya, la fresa es una fruta característica de los meses de primavera y, también, de principios de verano. Se considera un alimento con un valor energético bajo y, es que, está formada principalmente por agua y una pequeña cantidad de azúcar. Además, presenta un alto contenido en vitamina C, que además de participar en el buen funcionamiento de tu sistema inmunitario y tus defensas, mejora la absorción del hierro. Puedes prepararlas de mil formas diferentes: a trocitos en tus yogures, en tus ensaladas favoritas, en pinchos de fruta fresca, batidos naturales…

Cereza

¿Sabías que si se recolecta la cereza antes de tiempo no madura igual fuera del árbol? Así que, si queremos saborearlas al máximo debemos esperar pacientemente a la llegada de la primavera. Su composición nutricional es parecida a la fresa, contiene principalmente agua y azúcares naturales de la fruta, vitaminas y minerales. ¡Es una opción genial para saborear como snack entre horas!

Níspero

¿Eres fan del níspero? Si es así, aprovecha los meses de abril y mayo para disfrutar al máximo de él. Además de su característico sabor, a nivel nutricional es una opción fantástica. Como la mayoría de las frutas, el níspero está compuesto esencialmente por agua y azúcares naturales. Pero, además, destaca por ser un alimento con un alto contenido en fibra, que puede ayudar a regular tu tránsito intestinal, y fuente de vitamina A, que participa en el buen mantenimiento de la piel y la visión. De hecho, ¿sabías que su peculiar color amarillo-naranja se debe a esta vitamina? Curioso, ¿verdad?

Espárragos

Pese a que hoy en día, gracias a los invernaderos, podemos encontrar tanto espárragos blancos como verdes prácticamente durante todo el año, la verdad es que los espárragos son típicos de los meses de abril y mayo. ¿Sabías que los espárragos son verdes o blancos según como se han cultivado? Si los dejas a oscuras cubriéndolos con tierra hasta el momento de recolección serán blancos, en cambio, si los dejas crecer de forma natural, se ponen verdes. ¡Qué curioso! ¿Verdad? Pues bien, pese a que su color cambie, su composición nutricional es muy parecida. En ambos casos, se trata de una verdura con una composición nutricional de más del 90% de agua, y además, fuente de vitamina C y vitamina E, que ayudan a proteger tus células del daño oxidativo.

Judías verdes

Las judías verdes son características de los meses de primavera. El clima de esta estación le es tan idóneo que su crecimiento es muy rápido, pudiéndose sembrar y recolectar durante estos meses. Al igual que muchas verduras, las judías verdes presentan un valor energético bajo. Destaca su contenido en ácido fólico, una vitamina que además de ser imprescindible durante el embarazo, te ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. Si eres de los que las compra congeladas, no te preocupes, ¡su contenido nutricional es prácticamente igual!

 

Ya sabes, aprovéchate de todo lo bueno que te ofrece la primavera y ¡disfruta!