5 planes para disfrutar de un día de lluvia

¡Los días de lluvia de otoño son la oportunidad perfecta para un plan diferente!

Con la llegada del otoño, además de caerse las hojas de los árboles y refrescar la temperatura, las lluvias vienen de la mano. Es una estación que, aunque parezca que nos obliga a quedarnos en casa, en realidad nos ofrece muchas oportunidades para divertirnos y hacer planes, aunque la meteorología no nos acompañe. Así que, vamos a aprovechar esos días de lluvia que nos ofrece esta estación para planificar algo divertido. ¿Te apuntas?

Planes para disfrutar la lluvia

La verdad que lo mejor para disfrutar la lluvia es vestirse adecuadamente con un chubasquero y unas botas de agua y salir a cantar bajo ella, pero si no queremos arriesgarnos a coger un resfriado, tenemos otros planes menos atrevidos, pero igual de divertidos:

  1. Monta tu cine en casa.

Pero de verdad. Nos referimos a que prepares todo: las palomitas, la bebida, coloca los sofás o cojines adecuadamente, baja un poco la intensidad de la luz, y prepárate para la función. Escoge una buena película y disfruta de este cine casero. ¿Lo mejor de todo? ¡Que puedes parar la película las veces que quieras o incluso cambiarla si no te gusta!

  1. Los días de lluvia, buena comida.

Pues sí, llueve. ¿Pero cuanto de relajante es ver a través de las ventanas esa lluvia mientras degustamos algo muy rico? Pues tanto si te gusta cocinar como si no, hoy puede ser el día de hacer una buena comida para poder disfrutar de esa lluvia fuera. Prepárate en la cocina, con buena música de acompañamiento, ponte una bebida para acompañar y sigue los pasos de la receta, con tranquilidad y con ganas. Verás como, además de disfrutar de esa lluvia a través de los cristales, sentirás un orgullo y satisfacción enormes con cada bocado de la delicia que prepares. Te proponemos tres recetas de toda la vida aún más ligeras: croquetas, tortilla de patatas y arroz con leche.

  1. Hoy es un buen día para empezar…

… ¡a hacer ejercicio! ¿Por qué no? Hoy en día con todos los recursos tecnológicos que tenemos alrededor, podemos encontrar numerosos vídeos tutoriales para iniciarnos en alguna práctica deportiva. ¡No estamos hablando de empezar a jugar a baloncesto en el comedor, claro! Pero sí de actividades como por ejemplo yoga o pilates, algo de cardio o tonificación suave… vídeos hay muchos, y además de pasar un rato divertido, ¡sumarás un punto a tu salud!

  1. Niños… ¡a buscar el tesoro!

Y donde decimos niños, también vale para adultos. ¿Qué tal si organizas una pequeña gincana por casa, montas unas tiendas con unas sábanas, un pequeño mapa y inicias una búsqueda del tesoro? No olvides esconderlo previamente, sino… ¡será dificilísimo que lo encuentren!

Y si quieres hacerlo para adultos, monta más pruebas, por ejemplo, de mímica, de canto, de dibujo… y el tesoro, bueno, es lo de menos: ¡lo mejor es el rato divertido que vais a pasar!

  1. Sal a despertar tu curiosidad.

Si quieres salir de casa, pero no sabes a dónde ir, ¿qué tal si visitas un museo o exposición en tu ciudad o lugar más próximo? La oferta que hay en este sentido es muy amplia, puedes encontrar algo que te guste o, por el contrario, algo que nunca te hayas planteado ir a ver y hoy es un buen momento para descubrir si te gusta. Y no solo hablamos de cuadros… también de esculturas, de teatros, de musicales, de exposiciones de barrio, de cafés con monólogo… Prueba a ir a esos sitios que no visitas cuando hace sol.

 

No dejes que la lluvia te agüe la fiesta: ¡disfruta siempre de tu día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *